GIRONA

Valladolid y Almería inspiran al Girona para subir a Primera

Son los dos clubes que ganaron a domicilio el duelo de ida en la final del playoff y acabaron subiendo. Los rojiblancos dieron el primer paso con el triunfo en Vallecas (1-2).

Valladolid y Almería inspiran al Girona para subir a Primera
CHEMA DIAZ

Pensamiento positivo. Tras multitud de mazazos en los playoff, en Girona no quieren pensar en las oportunidades perdidas de ascenso a Primera y sí en afrontar el futuro con ilusión. Es cierto que la derrota en la final del curso pasado ante el Elche no está aún del todo cicatrizada, pero si algo ha demostrado el conjunto de Francisco es que ha dejado atrás la negatividad. Ya advirtió Aday la pasada semana que la energía que impregna al bloque gerundense está totalmente renovada y, con humildad, no piensan en otra cosa que en jugar la próxima campaña en Primera.

Hay muchos datos que dan como favoritos a los rojiblancos de cara al duelo de vuelta ante el Rayo y uno que les da alas especialmente es el que indica que, desde 2012, ganar el duelo de ida en una final jugando como visitante es sinónimo, y garantía, de ascenso. El primer paso ya está dado porque asaltaron Vallecas (1-2) el pasado domingo y ahora toca hacerlo bueno. Y para creer en ello, hay dos clubes que sirven de inspiración: Valladolid y Almería. En cuanto a la entidad almeriense, el Girona puede dar buena fe de ello porque lo firmó en la final ante los gerundenses. Fue la temporada 2012-13, con Rubi en el banquillo. Los indálicos asaltaron Montilivi (0-1) gracias a un tanto de Charles y en la vuelta confirmaron su superioridad y el ascenso a Primera ganando 3-0 en los Juegos del Mediterráneo. Ese es un precedente al que puede agarrarse el Girona y después tiene dos más con el Valladolid como protagonista. Los pucelanos subieron la 2011-12 tras superar en la final de la promoción al Alcorcón. En la ida, el bloque que por aquel entonces dirigía Djukic, venció 0-1 en Santo Domingo con gol de Javi Guerra y en la vuelta, en casa, un 1-1 fue bastante para alcanzar la categoría de oro del fútbol español. Y ya en la 2017-18, con Sergio de técnico, calcó el modus operandi y repitió el éxito. Triunfo en la ida (0-3) en Los Pajaritos contra el Numancia y en la vuelta, 1-1.

El Girona conoce, de esta manera, el camino a seguir para volver, dos años después, a Primera y hacerlo por fin por la vía del playoff. Hasta la fecha el único ascenso que ha logrado en su historia a la máxima categoría del fútbol español fue de manera directa, la campaña 2016-17, y por eso, tras disputar tres finales de promoción, a la cuarta se espera que sea la vencida. Tiene espejos en los que mirarse y verse reflejado y, además, sus números son para enmarcar: acumula 11 partidos sin conocer la derrota. Sólo le queda un paso.