LEGANÉS

Un batallón de retornados para el nuevo Leganés de Asier Garitano

El club debe resolver la situación de diez cedidos con opciones de incorporarse a la pretemporada. Jamás había habido tantos futbolistas a préstamo. Entre ellos, Recio o Kravets

Un batallón de retornados para el nuevo Leganés de Asier Garitano
JUAN AGUADO DIARIO AS

Son Diez. Casi un equipo de fútbol en el que hay de todo menos laterales derechos (es posición que escasea en Butarque) y porteros. Pero entre los cedidos del Leganés que retornarán este verano al sur de la capital, Asier Garitano encontrará posiciones variadas. También circunstancias personales singulares. Cada una distinta. Está por ver si aprovechables como para hacerse hueco en una plantilla aún en construcción y en la que, sin contar chicos del filial y repatriados, sólo hay 12 fichas ocupadas de las 23-24 con las que el entrenador del Leganés quiere trabajar para la temporada que empezará el 14 de agosto.

El elenco completo de cedidos es el formado por Mejías, Kravets, Félix, Aymane, Facu García, Recio, William, Raúl Sánchez, Garrido y Agus Alonso. Se trata de la camada de cedidos más amplia en sus últimos años. Jamás antes había tenido el club a tantos hombres a préstamo, fruto, en parte, del descenso a Segunda y también de la política de adquisición de jóvenes con vistas a, bien usarlos más adelante o moverlos en el mercado.

Recio y una segunda oportunidad

Los hay viejos conocidos del primer equipo, como es el caso de Recio, que tal y como desveló AS, renovó por una temporada antes de marcharse a préstamo al Eibar. Su contrato (revisado para ajustarse al salario de Segunda) termina en 2022. Con el Leganés ha disputado 46 partidos en Primera. Como futbolista armero jugó 20 duelos. Todos en Primera. Está por ver si se quedará en plantilla, pero es, de todos los retornados, uno de los que más papeletas tiene para poder quedarse siempre que Asier Garitano dé el visto bueno.

Chavales en busca de espacio

Más complicados parecen los casos de los canteranos de vuelta. Entre ellos, Raúl Sánchez, cuyo contrato finaliza esta temporada. En Butarque deberán decidir si lo renuevan y si se queda. Sólo lo puede hacer con ficha del primer equipo por sus 23 años.

Manu Garrido se curtió ya con los mayores en el Leganés de Aguirre, pero fue insuficiente para hacerle hueco la pasada campaña ante la saturación de la delantera. En el Hércules ha gozado de relativa continuidad. Ahora deberá ganarse el puesto. Como Agus Alonso, también delantero hispano uruguayo fichado hace un año al Villarrobledo para cederlo en el Melilla. El ariete no ha hecho ni un entrenamiento con el Leganés.

Félix Ofoli tampoco ha jugado con los mayores, pero su buena temporada con el San Sebastián de los Reyes invita a pensar que, al menos, hará la preparación con el resto del equipo y testar si se puede quedar. Mejías oposita en la misma posición (central) pero su condición de extracomunitario le dificulta mantenerse en la plantilla. Algo parecido le sucede a Facu García, que tras dos cesiones en el Apoel de Nicosia, el último curso compitió a préstamo en el Valencia Mestalla.

Otro medio centro, Aymane, volverá tras jugar en la segunda marroquí. Kravets lo hizo en el Lech Poznan de la primera polaca con resultado irregular, aunque esperanzas de que pueda regresar. En Butarque, por ahora, no hay perspectiva de mantenerle, aunque tampoco se descarta. Caso parecido al de William de Camargo. Su paso por el Cartagena no fue como se esperaba. Ahora las necesidades de mercado y las opciones de plantilla le cambian el panorama, aunque la idea inicial es que salga de nuevo.