EUROCOPA (E) | ESPAÑA 0 - SUECIA 0

El empate ante Suecia pone el foco en ocho internacionales

Ante Polonia es probable que Luis Enrique realice cambios. Varios jugadores pueden ser protagonistas en los próximos compromisos.

Thiago Alcántara y Gerard Moreno, dos de los protagonistas del partido ante Suecia.
David Ramos Getty Images

El partido ante Suecia puso el foco en varios futbolistas de la Selección de cara a los siguientes partidos. En la búsqueda de soluciones para convertir las ocasiones generadas puede haber cambio de jugadores en el equipo. Hubo jugadores que quedaron señalados positiva y negativamente.

Ante Polonia se espera que Luis Enrique realice cambios en el equipo y los nombres propios que surgen como posibles novedades, en función del rendimiento que tuvieron ante Suecia, del once del próximo sábado son los siguientes:

Thiago Alcántara metió una marcha más al centro del campo cuando ocupó el puesto de pivote. Sus minutos fueron positivos en esa demarcación. Rodri debe dar un paso al frente en esta Eurocopa y demostrar que puede llevar el timón de la Selección como lo hace en el City de Guardiola.

Pablo Sarabia puso la mordiente que demandaba el ataque. Sacó centros precisos y atacó los espacios reducidos con convicción y éxito. Su aportación fue mayor que la de Ferran Torres y le faltó convertir la ocasión clara que tuvo, en la que dudó entre controlar y rematar, en una acción que con el PSG ha convertido.

Gerard Moreno salió con hambre al campo y, de alguna manera, revolucionó el ataque. Daba la sensación de que iba a marcar el gol del triunfo y la tuvo, pero su remate de cabeza le salió centrado. El delantero del Villarreal, máximo goleador español de la temporada, pide a gritos la titularidad, pero no por Morata, sino junto a Morata.

Pedri fue de más a menos. Hubo un momento en que parecía que se había quedado sin gasolina pero remontó y en el último tramo, encontró su sitio y buscó la portería rival asociándose con Jordi Alba, que fue un puñal en la banda izquierda y sacó buenos centros casi todas las veces. Queda la duda si le dará el físico para enfrentarse a rivales con mayor poderío físico de él.

Marcos Llorente jugó un buen partido, aunque donde mejor rindió fue de tres cuartos de campo hacia adelante, evidenciando que se pierde mucho potencial de este jugador jugando de lateral. Lo suyo sería que jugara de interior porque su rendimiento aumentaría, pero Luis Enrique no parece por la labor de sacarle del lateral.