VALENCIA

Bordalás aplicará el 'método Molina' con Maxi Gómez

Jorge Molina, Oriol Riera, David Rodríguez o Jaime Mata han optimizado sus prestaciones goleadoras bajo las órdes del ahora entrenador del Valencia.

0
Bordalás y Jorge Molina.
David Gonzalez

Uno de los retos que tendrá José Bordalás esta temporada será que Maxi Gómez recupere, a sus órdenes, el olfato goleador. El uruguayo, pese a ser un consumado especialista, está con la pólvora mojada. Desde enero sólo ha marcado dos goles, ambos contra el Valladolid. Bordalás sabe que, si finalmente se queda en el club, de la puntería que tenga Maxi dependerá gran parte de las aspiraciones de su equipo.

Pero no es esto algo que al técnico alicantino le resulte extraño. De hecho, Bordalás es especialista en motivar y darle herramientas a sus delanteros centro para que recuperen, mejoren o maximicen sus números goleadores: el 'método Jorge Molina'. Corría el mes de octubre de 2009 cuando el Elche fichó a Bordalás tras un mal arranque en Segunda. En uno de sus primeros entrenamientos Bordalás cogió aparte a Molina que en lo que llevaba de temporada sumaba un gol, en Copa, y cero en Liga. Molina, tras destacar en Segunda B, no acababa de triunfar en Segunda. El alicantino puso al alcoyano en el diván y le adelantó que iba a marcar 20 goles si hacía caso a sus directrices. La sorpresa del delantero fue mayúscula quien en ese momento se veía incapaz de alcanzar esas cifras. Molina marcó en el debut de Bordalás y acabó la Liga con 27 goles, pichichi de Segunda. El Betis pagó 1,5 millones más 0,6 posteriormente por el ascenso al final de esa temporada.

Bordalás y Molina, en el Elche.

Siete años después repitió la historia. Bordalás se volvió a encontrar a Molina en el Getafe en la misma situación. Sólo había marcado dos goles antes de su llegada. Esta vez no hizo falta charla. Molina ya sabía lo que tenía que hacer con Bordalás, Acabó con 22 goles en Segunda, logrando el ascenso. Dos temporadas después metió 16 goles en Primera, logrando la clasificación para la Europa League.

Molina es el delantero que identificamos con Bordalás. Pero no ha sido el único al que ha multiplicado sus cualidades. En el Alcorcón se encontró a Oriol Riera, hasta entonces un canterano del Barça que no acaba de romper. Su tope en Segunda eran nueve goles. Con Bordalás hizo 18, lo que le valió dar el salto a Primera con Osasuna. También en el Alcorcón David Rodríguez batió su récord goleador: 20 goles en Segunda. El último ejemplo es Jaime Mata. El delantero del Getafe llegó al Coliseum tras ser máximo goleador de Segunda aunque nunca había jugado en Primera. Bordalás, pese a tener delanteros consagrados, como el propio Molina o Ángel, apostó por Mata. Y este respondió con su mejor marca: 16 goles en su debut en Primera. Maxi Gómez puede ser el siguiente.