EUROCOPA (E) | POLONIA

Krychowiak: "No quiero ser un payaso"

El mediocentro polaco, expulsado ante Eslovaquia y que será baja ante España, autocrítico: "No espero que nadie crea en nosotros, pero hay opciones de salir de este lío".

San Petersburgo
Krychowiak: "No quiero ser un payaso"
ANTON VAGANOV AFP

Grzegorz Krychowiak fue, junto al seleccionador Paulo Sousa, el gran señalado de la derrota de Polonia contra Eslovaquia en su estreno en la Eurocopa (1-2). En la segunda mitad, cuando mejor estaba su selección tras lograr el empate, vio la segunda amarilla por una entrada evitable. Eso devolvió la iniciativa a Eslovaquia, que se impuso con el gol de Skriniar.

Este martes el ex del Sevilla ha querido dar la cara, pidiendo ser el futbolista que hablara ante los medios de comunicación en un día tan difícil. Lo primero que ha hecho es asumir responsabilidades: "Fue una noche muy difícil para mí. Todos cometemos errores, pero el mío ha tenido enormes consecuencias y puede frustrarnos en el logro de nuestras metas. Pongo el pecho para recibir todas las críticas, ahora toca seguir trabajando".

El mediocentro, eso sí, dio su visión de la acción que le costó la segunda amarilla. "Cuando vi el partido entre España y Suecia, hubo muchas situaciones similares. Golpeé la pierna de mi oponente, cuando tuve unos segundos para tomar una decisión que resultó ser incorrecta. Fue mi error porque sentimos en el campo que podíamos marcar un segundo gol”, aseguró.

Aparte de la visión individual, Krychowiak hizo una fuerte autocrítica a nivel colectivo. "En todo lo que digan, tendrán razón", les dijo a los periodistas. Y añadió: "No he salido aquí a decir que las cosas son positivas, no quiero ser un payaso".

El jugador ahondó en el sentimiento de un vestuario muy tocado: "Antes del campeonato, había una gran incógnita sobre nuestro juego, así que no espero que nadie crea en nosotros. Después de ayer me sentí peor que después de mi primera derrota en el Mundial de Rusia, aunque todavía hay posibilidades de salir de este lío. Todo está en nuestra mano".