EUROCOPA

Macedonia pide "castigo severo" para Arnautovic

El jugador austriaco gritó y se encaró a sus rivales tras marcar. El trasfondo de tal celebración es el conflicto de Kosovo. La Federación ha mandado una carta formal a UEFA.

0
Macedonia pide "castigo severo" para Arnautovic
JUSTIN SETTERFIELD Pool via REUTERS

Los dirigentes del fútbol macedonio han emitido un comunicado en el que informan que han pedido "el castigo más severo" a la UEFA para Arnautovic. La raíz del asunto es la celebración del jugador en el gol. Gritó a los jugadores macedonios pertenecientes a la minoría albanesa, por el conflicto de Kosovo, que declaró su independencia de Serbia en el año 2008, lo que provoca que siga habiendo un conflicto abierto entre ambas naciones.

El futbolista tiene padre serbio, lo que explica los gritos e insultos que profirió sobre sus rivales. Desde Serbia apuntan que dijo "shiptar", una expresión despectiva sobre el pueblo de Albania. No obstante, esto no se ha demostrado con las imágenes. El jugador es nacido en Austria, país alejado del conflicto. Incluso su compañero David Alaba le recriminó sobre el césped lo sucedido.

Así reza el comunicado:

"La Federación de Fútbol de Macedonia condena enérgicamente el estallido nacionalista del representante austríaco Marko Arnautovic, después de un gol marcado en el partido de ayer con Macedonia dirigido al representante macedonio Ezdjan Alioski.

Al mismo tiempo, les informamos que hemos enviado una carta oficial a la UEFA exigiendo el castigo más severo para el representante austriaco Marko Arnautovic. Como 'Casa del Fútbol' siempre estamos en contra del nacionalismo, la discriminación y todas las demás formas de insultos y arrebatos que no están en el espíritu del fútbol y los valores que todos mantenemos juntos.

Siempre nos pondremos de pie y defenderemos los intereses y la dignidad de los jugadores nacionales macedonios donde sea que actúen".

Arnautovic pide disculpas

El jugador ha querido disculparse por lo sucedido, a través de sus redes sociales: "Ayer hubo algunos intercambios acalorados en la emoción, por los que me gustaría pedir disculpas, especialmente a mis amigos de Macedonia del Norte y Albania. Quiero dejar clara una cosa: ¡no soy racista! Tengo amigos en casi todos los países y defiendo la diversidad. Todos los que me conocen lo saben. A quienes se hayan sentido aludidos: lo siento, lo siento, lo siento. Olvidémonos del asunto, no tiene que ver con el fútbol". Pese a que el lamento del futbolista llegó este lunes a primera hora, Macedonia no ha dejado pasar lo acaecido y ya ha anunciado el envío de una carta de reclamo a la UEFA. Ahora, será el organismo el que debe decidir.