REAL MADRID

El Madrid pedirá jugar las tres primeras jornadas lejos de casa

El motivo es acelerar el adecentamiento de las obras del estadio Santiago Bernabéu para que tras el parón de selecciones de septiembre, el coliseo pueda acoger público en sus gradas.

Madrid

Tal y como ya sucediera durante las campañas 2019-20 y la 2020-21, el Real Madrid solicitará jugar sus tres primeros encuentros de la Liga 2021-22 lejos de su estadio. De esa manera ganaría cerca de un mes para poder acomodar el estadio Santiago Bernabéu para que pueda recibir público desde mediados del mes de septiembre, justo tras el parón de selecciones de dicho mes. Como ya ocurriera la pasada campaña, cuando el Madrid arrancó en San Sebastián (jornada 2) y Betis (jornada 3). La primera jornada (ante el Getafe) se trasladó de fecha al jugar los blancos su partido de vuelta de Champions ante el Manchester City en agosto. Las obras del coliseo avanzan a buen ritmo y en el seno del conjunto blanco se ven con buenos ojos la presencia de los seguidores blancos en el estadio madridista tras casi un año y medio de obras de remodelación. La idea que tiene el club blanco es comenzar fuera, mientras que para el encuentro de la segunda jornada hablaría con el equipo en cuestión para alterar el calendario. Al ser un calendario asimétrico, como viene siendo desde hace un par de campañas (se hace para optimizar las fechas para adecuar Clásicos y duelos de rivalidad regional), no debería haber problemas para ello.

El conjunto blanco ya lo solicitó justo en el comienzo de las obras de modernización del estadio en la campaña 2019-20. Entonces, los blancos arrancaron en Vigo en la primera jornada y se midieron al Villarreal en la tercera jornada en el estadio de La Cerámica. La segunda, ya con las obras de demolición en ciertos sectores del estadio (se empezó la demolición de La Esquina del Bernabéu y el desmontaje de la cubierta desde el fondo sur), los blancos recibieron al Valladolid en su estadio. Así se mantuvo conforme fueron avanzando las obras hasta la suspensión de la Liga en marzo debido a la pandemia del Coronavirus. Al regreso a la competición, en junio, el club decidió que ese tramo final de la campaña así como la siguiente temporada (la 2020-21, recientemente finalizada), los blancos jugaron sus encuentros en el estadio Alfredo Di Stéfano, en su Ciudad Deportiva de Valdebebas.

El Madrid quiere copiar la idea que hizo el Atlético de Madrid en el campeonato 2017-18, cuando empezó su trayectoria liguera con tres salidas a domicilio más otro desplazamiento, esta vez en Champions a Roma, donde se midieron a los giallorossi en el estadio Olímpico de la ciudad eterna. Entonces los rojiblancos arrancaron con tres desplazamientos: Girona, Las Palmas y Valencia justo cuando se estaban terminando de ejecutar las obras de acceso al entonces su nuevo estadio, el Metropolitano. No jugaron su primer partido en su nueva sede hasta mediados de septiembre, cuando ganaron al Málaga por la mínima. Pero no sólo el conjunto rojiblanco solicitó con éxito dicha medida. Otros equipos como Osasuna y Granada pidieron en su momento y por las mismas razones (obras/reformas en sus estadios) empezar lejos de sus respectivos estadios. Otro equipo que comenzó con tres encuentros seguidos lejos de su estadio es el Huesca, que en la campaña de su regreso a Primera División (temporada 2018-19), arrancó con tres salidas a Eibar, Bilbao y Barcelona. También la Real Sociedad arrancó la campaña 2018-19 con tres salidas ante Villarreal, Leganés y Eibar. Caso curioso fue el del Villarreal que al contrario que estos equipos, solicitó acabar la campaña lejos de su estadio para poder terminar la reforma de su estadio.