Copa América 2021

Dos patrocinadores deciden abandonar la Copa América

Mastercard e InBev, la mayor cervecera del mundo, deciden retirar sus marcas del torneo que será disputado en Brasil para presevar sus imágenes ante las polémicas alrededor del evento.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, con el presidente de la Conmebol,  Alejandro Dominguez.
CARL DE SOUZA AFP

Más problemas para la Copa América de Brasil. Dos de los más importantes patrocinadores del torneo anunciaron este miércoles que irán retirar su apoyo al torneo tras la enorme polémica generada por la decisión de última hora tomada por la CONMEBOL y por el gobierno de Jair Bolsonaro de organizar el campeonato en Brasil ante la pandemia del coronavirus totalmente fuera de control en el país.

Mastercard, gigante estadounidense de tarjetas de crédito, y Ambev, la filial brasileña de la multinacional belga AB InBev, la mayor cervecera del mundo, anunciaron que no exhibirán sus marcas en el torneo que se celebrará a partir del próximo domingo. Una decisión tomada para intentar preservar sus imágenes ante las protestas contra la disputa del campeonato y las polémicas alrededor del ya expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Rogério Caboclo, que fue cesado del cargo el pasado fin de semana tras una grave denuncia de acoso sexual a una trabajadora de la organización que rige el balompié en el país.

"Después de un análisis criterioso, decidimos no activar nuestro patrocinio a la Copa América en Brasil", indicó Mastercard en una nota remitida a la Agencia Efe.

De esta forma, Mastercard, que apoya la competición desde 1992, no expondrá su marca ni promoverá acciones publicitarias en esta edición de la Copa América. Aunque no pueda dejar de ser patrocinadora oficial del torneo en virtud del contrato vigente. Lo mismo que hará Ambev. Según el periodista Rodrigo Mattos, de UOL, el motivo es un miedo del daño a la imagen de las marcas ante posibles protestas de los aficionados sudamericanos en las redes sociales.

Además, la Fiscalía brasileña abrió una investigación el pasado lunes contra los organizadores, ciudades sedes y patrocinadores de la Copa América por  "actos violadores de los derechos a la vida y la salud pública".

El certamen, que en 2020 ya fue aplazado por la crisis sanitaria, iba a celebrarse inicialmente en Colombia y Argentina, pero ambos países desistieron de organizarlo por el mismo motivo del año pasado. Cuándo parecía que el torneo sería cancelado, el pasado 1 de junio Rogério Caboclo y Jair Bolsonaro entraron en la escena y ofrecieron a la CONMEBOL que se disputara en Brasil.

Con más de 475.000 muertos y 17 millones de contagios, Brasil es el país de Latinoamérica más castigado por el coronavirus, el segundo del mundo con más óbitos y el tercero con más positivos, por detrás de Estados Unidos y la India. En los últimos siete días, el gigante suramericano reportó cerca de 60.000 casos y unos 1.650 decesos diarios vinculados con la enfermedad.