RACING

Carlos Castro se busca a sí mismo en El Sardinero

El Racing ficha al punta asturiano, de 26 años, que quiere relanzar su carrera tras marcar cuatro goles en las tres temporadas que lleva fuera del Sporting

Santander
Carlos Castro se busca a sí mismo en El Sardinero

El Racing ya tiene competencia para Cédric: Carlos Castro. El delantero asturiano, de 26 años, derribó la puerta de El Molinón con 19 años y se ganó a pulso el apodo de 'el nuevo David Villa'. Con 30 partidos jugados y nueve goles fue uno de los grandes protagonistas del milagroso ascenso a Primera que logró el Sporting de la mano del 'Pitu' Abelardo en la 14/15. A pesar de la juventud con la que logró aquel registro, nunca más llegó Castro, nacido en Ujo, una parroquia de Mieres, a esos números. Su reto es superarlos incluso en el Racing, con el que ha fichado hasta final de temporada.

Tras salir de la entidad gijonesa con 23 años, ha pasado en tres temporadas por cuatro clubes, Mallorca, Elche y Lugo, todos en Segunda, y el Dinamo de Tiflis georgiano. En ninguno se asentó y apenas puede exhibir cuatro goles en 36 partidos. En su último club, en Georgia, únicamente llegó a disputar cuatro partidos en Liga y uno en Copa, ninguno completo. Su última actuación con el Dinamo se resumió en los 8' que disputó frente al Samgurali el 25 de abril. Poco después rescindió un contrato que tenía prevista su duración hasta 2022.

Carlos Castro, en el medio, coincidió cuatro temporadas con Isma López en el Sporting.

Con la contratación de Carlos Castro, Guillermo Fernández Romo tiene a su disposición dos delanteros centros: el propio asturiano y Cédric Omoigui. La carrera de ambos tiene bastantes similitudes, de más a menos y sin cumplir las expectativas que ambos salieron como los más destacados de sus respectivas canteras, la de Mareo Castro y la del Mallorca Cédric. Además, ambos llegan a Santander tras tener una frustrante experiencia en el extranjero, Georgia y Bélgica, respectivamente y, por si faltaba algo, los dos comparten amistad con Álvaro Bustos, compañero de generación de ambos en los filiales de Sporting y Mallorca. La brillante segunda mitad de la pasada temporada de Cédric abona el optimismo.

Otro racinguista que le facilitará su aterrizaje en Cantabria será Isma López, compañero de Carlos Castro durante cuatro temporadas en el primer equipo sportinguista, de 2014 a 2018. Tanto el navarro como Bustos se han alegrado en las redes sociales de reencontrarse en Santander con Castro.