ALEMANIA

La estrella del Stuttgart lleva años jugando con identidad falsa

Silas Wamangituka, que ha marcado 13 goles esta temporada y con un valor de mercado de 25 millones, fue forzado por su agente a falsificar sus datos personales.

0
Silas Wamangituka conduce el balón en un partido del Stuttgart.
Stuttgart

El Stuttgart ha anunciado que Silas Wamangituka, uno de los futbolistas más importantes de su plantilla, lleva años jugando con una identidad y una fecha de nacimiento falsas. El extremo, que en 2019 llegó a ser vinculado con el Barcelona, está registrado el 6 de octubre de 1999 en Kinshasa. Sin embargo, ha sido su club quien ha comunicado que el jugador "fue víctima de las maquinaciones de su exagente y que Wamangituka no es su nombre real. Con el apoyo del Stuttgart y su nuevo asesor, Silas ha trabajado intensamente para aclarar la situación durante los últimos días y semanas y finalmente recibió documentos oficiales de la República Democrática del Congo hace unos días. Le gustaría revelar a las autoridades alemanas todos los detalles de cómo se pudo producir la discrepancia anterior en sus datos personales".

  • Delantero
  • Congo República Democrática

El atacante ha sido esta temporada con 13 goles el segundo máximo goleador del equipo y tiene el valor de mercado más alto de toda la plantilla con 25 millones. Eso ahora podría cambiar, cuando se ajuste su identidad y sus datos personales. La realidad es que el futbolista nació un año antes que lo que decían sus documentos y se llama Silas Katompa Mvumpa. "He vivido con miedo constante en los últimos años y también estaba muy preocupado por mi familia en el Congo. Fue un paso difícil para mí revelar mi historia. Solo me atreví a hacer esto con el apoyo de mis nuevos consultores. Me quedó claro que ya no tengo que tener miedo y que podemos poner todo sobre la mesa juntos. No me hubiera atrevido a dar este paso si el Stuttgart no se hubiera convertido en un segundo hogar para mí. Hoy estoy muy aliviado y espero poder animar también a otros jugadores que han tenido experiencias similares con agentes. Estoy profundamente agradecido al Stuttgart por toda la confianza y el apoyo que han demostrado durante este tiempo", explica.

Fue en 2017, cuando tenía 18 años, cuando el joven fue invitado a una prueba con el Anderlecht belga. Silas recibió un visado para Bélgica con su nombre real Katompa Mvumpa. El Anderlecht estaba interesado poco antes de que su visa caducara y, pero le pidió que viajara de regreso a su país para renovar el visado y firmar un contrato. En ese momento un agente, explica el Stuttgart, presionó al jugador diciéndole que si volvía ya no le iban a permitir volver y le convenció para llevárselo a Francia. Fue esta persona quien le facilitó sus nuevos papeles y, prácticamente, le aisló de sus familiares para que no revelara nada. El Stuttgart cree que la maniobra no se debió tanto a un permiso de residencia sino más a romper la conexión entre el jugador y su club de formación en Congo. A partir de ahí el extremo vivió una situación de chantaje por parte del agente, quien le controlaba el dinero que ganaba.

Silas Wamangituka analizado por BeSoccer.

En 2019, Silas o Katompa Mvumpa firmó por el Stuttgart y aparecieron los primeros rumores sobre su falsa identidad reconocida ahora. El club alemán ha explicado que no tomará ninguna medida contra el jugador ya que está probado que fue objeto de un complot y su único objetivo ahora mismo es protegerle a él y a su familia, que ha vivido un infierno. El caso pone el acento de nuevo en un problema recurrente. Muchos futbolistas de origen africano sufren situaciones similares, que incluso después llevan al abandono, a instancias de personas que les prometen un futuro en Europa.