MIGRANTES DEL BALÓN

Gómez Perlado: una excedencia para llevar a Irán hasta Catar

El que fuera preparador físico de la RFEF solicitó un permiso a la ULPGC para marcharse a la selección de Irán, que busca un billete para Catar 2022.

gomez perlado

Puerta grande o enfermería. Es lo que le espera a Juan Carlos Gómez Perlado (Hontalbilla, 1958) tras 15 días en los que la selección absoluta de Irán se juega seguir viva en la fase clasificatoria para el Mundial de Catar 2022. El que fuera preparador físico de la RFEF durante más de 15 años aceptó la propuesta de Dragan Skocic para incorporarse al combinado persa y durante las próximas dos semanas se medirá a Hong Kong, Baréin, Camboya e Irak con el objetivo de mantenerse en la pelea por un billete para la gran cita mundialista. "Arrastramos dos derrotas que se sufrieron con el anterior seleccionador, Marc Wilmots, y estamos obligados a ganarlo todo para meternos en la siguiente fase como primeros de grupo", desvela un Gómez Perlado molesto después de que la Covid obligara a la AFC (Federación Asiática de Fútbol) a nombrar Baréin como sede única de su grupo: "En condiciones normales, jugaríamos tres de los cuatro partidos en nuestro estadio y ante 100.000 espectadores. Creo que se ha adulterado la competición".

A sus 62 años, Juan Carlos Gómez Perlado vive su primera aventura en el extranjero. "En España creemos que somos el ombligo del mundo, pero Irán tiene 80 millones de habitantes entregados al fútbol. Está siendo una experiencia increíble, muy enriquecedora y diferente a lo que he estado haciendo anteriormente", explica el de Hontalbilla, que lidia diariamente con la barrera del idioma: "El cuerpo técnico está compuesto por tres croatas, tres iraníes y yo, que soy español. Hablan en persa, en croata o en inglés, y esa es la mayor dificultad que he encontrado. Sobre todo a la hora de comunicarme con los jugadores. El mensaje pierde potencia cuando pasa por un traductor, pero estamos supliendo esas carencias con el lenguaje corporal, que es universal". A pesar de las dificultades, Gómez Perlado se muestra agradecido por la oportunidad de descubrir el fútbol en Asia. Excepto cuando la picaresca aflora: "No nos han dejado ver el campo y hemos tenido que entrenar a las 17:30 y con una temperatura de 40º".

Ya han pasado casi 30 años desde que Gómez Perlado coincidió con Dragan Skocic en la UD Las Palmas. Por eso el español se vio tan sorprendido cuando, mientras ejercía como profesor en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, el croata le llamó pidiéndole que se uniera a su cuerpo técnico en la selección de Irán. "Me dijo que se acordaba de los entrenamientos que le proponía y que quería tenerme cerca en esta aventura. Volver a sentirme valorado y respetado ha sido un subidón. Tuve que pedir un permiso para poder ausentarme durante la época de exámenes", confiesa Gómez Perlado, a quien le entristece "la forma en la que tuve que salir de la RFEF después de 17 años dándolo todo". "Estamos en los tribunales. Creo que no deberíamos haber llegado a ese punto, pero fue lo que quisieron los nuevos dirigentes y responsables deportivos. Se han querido olvidar del trabajo que hemos hecho durante muchos años y nadie debe renunciar al pasado que hereda. Lo de hacer borrón y cuenta nueva en el fútbol no funciona y delata a quienes lo proponen", añade. Esa historia, sin embargo, forma parte del pasado. El presente está en Irán, que buscará regresar al Mundial con un grupo repleto de futbolistas que militan en Europa como Sardar Azmoun (Zenit) o Mehdi Taremi (Oporto): "Son los que marcan la diferencia".

"Eché en falta a Ramos y Jesús Navas"

Aunque desde la distancia, Juan Carlos Gómez Perlado sigue muy atento a la actualidad de la selección española. El expreparador físico de la RFEF está en consonancia con la convocatoria de Luis Enrique para la Eurocopa, aunque echó de menos ver entre los elegidos a jugadores como " Ramos y Jesús Navas". "Vi que recibió críticas, pero es él quien tiene que elegir. Hay que respetarle porque, como todos, quiere lo mejor para la selección. Todos los seleccionadores tienen que renovar la plantilla. Luis Aragonés dejó de llamar a Raúl y Dragan también ha tenido que tocar a jugadores que estaban muy arraigados a la selección iraní", añade Gómez Perlado, quien tampoco pierde detalle de lo que acontece con la Sub-21 de Luis de la Fuente: "Soy optimista. Estar en semifinales por tercer torneo consecutivo es histórico, pero ojalá puedan revalidar el título".