CLÁSICO FEMENINO | ATLÉTICO 4-3 BARCELONA

El Clásico funde al Barça

Atlético y Barça firmaron un gran pulso pese a no jugarse nada. Marcaron Amanda, Laurent y Deyna, para las locales, y Bruna, Oshoala y Torrejón, en el bando culé.

El Clásico funde al Barça

El Atlético aguó la fiesta del Barça, que se queda sin su Liga perfecta. Dos días después de culminar su soñado triplete en la final de la Copa de la Reina, el equipo azulgrana saltó al campo con hasta ocho cambios con respecto a su once de gala. Empezaba así el Clásico a medio gas, sin estrellas del calado como Alexia Putellas, Jenni Hermoso, Graham Hansen o Martens sobre el campo.

Pero el cuadro rojiblanco hizo que el espectáculo no muriera en este histórico enfrentamiento, que tantos buenos momentos ha dejado al fútbol femenino español, y firmó un partidazo digno de las grandes citas. El honor y el orgullo se vuelven a alzar para el Atlético, que se puso por delante en tres ocasiones para devolver al Barça a la senda de la derrota. Un casillero que las catalanas no ocupaban en Liga desde hace más de dos años (desde el 5 de mayo de 2019, siendo un total de 758 días sin perder).

El Atlético salió muy bien plantado al encuentro. Y su juego pronto encontró premio. Amanda Sampedro sacó petróleo de un pase de cara en la frontal del área de Deyna Castellanos. La centrocampista madrileña firmó un derechazo a la escuadra para propinar un primer zarpazo de aviso para el Barça, que se revolvió pronto tras unos primeros minutos de más brillo para el Atlético.

El partido se fue igualando, también en goles, con una Bruna que puso la igualada tras pase de Jana. Ambas futbolistas representaron en una misma jugada el auge de La Masía en el conjunto catalán, en el que han tomado gran peso las jóvenes canteranas como ellas en este tramo tan intenso de temporada.

La remontada pudo ser instantánea, con Oshoala fallando un mano a mano tras error en la salida de balón de Laia Aleixandri. La nigeriana se resarció poco después, con el segundo gol para el Barça tras un maravilloso pase de Vicky Losada. La '20' culé pescó la asistencia de la capitana para mandar la bola al palo largo, superar a Lindahl y poner el 1-2 al descanso en el marcador.

Laurent, un revulsivo de lujo desde el banquillo

Con un banquillo de lujo, Lluís Cortés sacudió el árbol con la entrada de varias estrellas tras pasar por vestuarios (salieron en la segunda mitad Jenni y Guijarro y más tarde Aitana y Alexia). Pero esto no asustó al Atlético, que hizo honores al partidazo que había en juego para poner la emoción sobre el verde. La encargada de hacerlo también salió desde el banco y fue Laurent. Y de qué forma lo hizo...

La atacante francesa salió iluminada al campo y firmó un doblete decisivo para volver a poner a su equipo por delante en el marcador. Primero, aprovechó una cabalgada de infarto por la izquierda para batir a Paños y a varias defensas azulgranas con una gran definición. Y, seguidamente (8 minutos después), la '21' rojiblanca se puso la capa de heroína para sumar el 3-2 tras un pase filtrado de Deyna Castellanos.

La tensión y la intensidad fueron los grandes protagonistas del tramo final de partido. El Barça volvió a igualar el marcador por medio de una recién entrada en el terreno de juego Marta Torrejón (3-3) y, poco después, Deyna Castellanos encontró el premio a su gran partido en la sala de máquinas. La venezolana, que vuelve a marcar tras varios meses de rendimiento irregular en el Atlético, fue un puñal en el área a pase de Duggan. Con su gol, la locura fue máxima en el C.D. Wanda.

El partido se rompió en los últimos minutos, con una ida y vuelta continua en las áreas y con las azulgranas jugando con una menos por una lesión de Jenni Hermoso. Todo ello terminó dejando un partidazo en Alcalá de Henares. Atlético y Barça protagonizaron un pulso como en los no tan viejos tiempos para dar brillo a un día histórico (el CSD anunció que la Liga será profesional el 15 de junio). El triunfo fue finalmente para las rojiblancas, que sonríen en medio de la crisis para volver a ganar en Liga tras dos empates.