ALBACETE

El Albacete se abona al sufrimiento en la última década

El equipo manchego ha sufrido su tercer descenso en la última década. En tres campañas pudo conseguir la permanencia de manera agónica en la última jornada y solamente en la temporada 2017/2018 el conjunto blanco tuvo un curso tranquilo llegando a disputar el playoff de ascenso a Primera División.

El Albacete se abona al sufrimiento en la última década
JOSEMA MORENO DIARIO AS

El Albacete no consigue estabilizarse en el fútbol profesional. Así lo dicen los datos de la última década que desprenden que excepto en una temporada, el equipo blanco ha estado siempre jugando con fuego y condenado al sufrimiento. El cuadro manchego ha sufrido esta temporada el tercer descenso a la categoría de bronce en la última década y en la mayoría de años que pudo lograr la permanencia en Segunda División lo hizo sufriendo hasta la última jornada y con mucho sufrimiento.

Para comenzar en la temporada 2007/-2008, el Albacete consiguió una agónica permanencia lograda en la última jornada. En la 2008/2009 el equipo lograba la salvación dos jornadas antes del final del campeonato pero en la 2009/2010, de nuevo el Albacete tuvo que sufrir de lo lindo para conseguir la salvación en la última jornada.

Tras descender en la 2010/2011 y estar tres años consecutivos en Segunda B, el equipo blanco regresaba al fútbol profesional y en la temporada 2014/2015 consiguió salvarse dos jornadas antes del final de Liga pero en la 2015/2016, el Albacete volvía a sufrir otro descenso.

Tras volver a ascender a la categoría de plata y ya con la actual propiedad a los mandos del club, el Albacete conseguía en la temporada 2017/2018 una agónica permanencia en la última jornada. El curso siguiente, la 2018/2019 fue la temporada más tranquila para la entidad manchega que incluso llegaba a disputar el playoff de ascenso a Primera División.

En la campaña pasada, la 2020/2021, el Albacete pudo conseguir la salvación ganando en Cádiz con un penalti anotado por Maikel Mesa en el último minuto de la última jornada pero esta temporada, el equipo manchego ha vuelto a sufrir el tercer descenso de la década para competir la próxima campaña en la nueva Primera RFEF.