ATLÉTICO DE MADRID

Torreira se despide: "Ha sido un orgullo vestir esta camiseta"

El uruguayo acaba su cesión desde el Arsenal con un papel secundario, pero muy querido en el vestuario. Tras el fallecimiento de su madre, podría volver a Sudamérica.

Torreira posa con el título de Liga.
@LTorreira34

Lucas Torreira celebró por todo lo alto el título de Liga del Atlético en lo que parece que serán sus últimas horas como rojiblanco. El centrocampista uruguayo llegó cedido por el Arsenal durante el último día del mercado veraniego, misma fecha en la que Thomas hacía el camino inverso firmando por los gunners a cambio del importe de su cláusula (50 millones), y ha tenido escaso protagonismo en el final de temporada.

Sin opción de compra en su cesión, el futuro de Torreira podría estar en un regreso a Sudamérica para estar cerca de su familia tras el fallecimiento de su madre. Pese a que no ha tenido minutos en las últimas cinco jornadas de Liga, Torreira se ha ganado el cariño del vestuario y siempre ha aportado y se ha dejado la piel en los minutos que le ha dado Simeone. Su participación fue de más a menos, completando el partido en Balaídos nada más llegar al club rojiblanco.

Sin embargo, la llegada de Kondogbia en noviembre y la progresión de jugadores como Lemar y Herrera han ido dejando sin minutos a Torreira. También Saúl fue recuperando protagonismo en los onces y la competencia feroz en el medio dificultó su progresión. Ahora, a sus 25 años, deberá decidir con el Arsenal su futuro tras la disputa de la Copa América. Durante el día de ayer Torreira disfrutó la entrega del trofeo liguero, fue uno más en la fiesta rojiblanca tras la victoria en Valladolid y quiso dejar un mensaje en las redes sociales que suena a despedida.

“Los mejores de principio a fin (emoticono mandando callar). Muchas gracias FAMILIA del Atlético por todo. Ha sido un verdadero orgullo vestir esta hermosa camiseta. Atleti para todo el mundo”, indicó Torreira. Se marcha después de participar en 25 partidos, sumar 725 minutos y dejar su sello en forma de gol en Pamplona, cerrando la victoria contra Osasuna por 1-3. Un gran amigo en el vestuario de Suárez y un jugador que con trabajo y humildad también ha sumado para que el Atlético haya acabado como campeón de Liga.