LEGANÉS

Garitano apunta al playoff con una alineación como las de antes

En las últimas seis jornadas, todas sin derrota, el entrenador de Bergara sólo ha dado entrada a nuevas caras por lesiones o problemas físicos. Las rotaciones, aparcadas.

Garitano apunta al playoff con una alineación como las de antes
JUAN AGUADO DIARIO AS

Un once como en los viejos tiempos. Casi de carrerilla. De las rotaciones para activar al grupo ante lo que se viene, a mantener a los de siempre por resultados y porque sus números “son muy buenos”. Así ha modificado Asier Garitano, entrenador del Leganés, sus rutinas a la hora de elaborar sus alineaciones. Hace cosa de un mes, el preparador confesó en sala de prensa que quería ir dando entrada a los menos habituales para reactivar al grupo. Pero ante lo irregular de los resultados, decidió virar la estrategia para jugar con un equipo fijo sólo modificado a causa las sanciones, lesiones o molestias. Si no hay problemas, juegan los de siempre. La fórmula, en lo que a marcadores se refiere, le está dando la razón.

Este Leganés blindado en su once y también en la portería acumula ya seis jornadas consecutivas sin perder, la mejor racha de la temporada, con dos victorias y cuatro empates. El balance en puntos parece insuficiente, pero con la visión de los play-off activada, podría valer para subir a Primera. Ése es el entrenamiento al que Garitano está sometiendo a los suyos desde que comenzó esta racha hará cosa de un mes, el 19 de abril contra la Ponferradina (1-1).

La columna vertebral del Leganés

Aquel día el Leganés jugó con Riesgo; Tarín, Omeruo, Sergio Silva; Rubén Pérez, Rubén Pardo; Avilés, Eraso, Arnáiz, y Miguel de la Fuente. Pues bien, de estos once futbolistas, siete han repetido de inicio al menos en cuatro de los siguientes de los últimos seis partidos.

Son Riesgo (6 titularidades en los últimos 6 partidos), Silva (6), Avilés (6), Rubén Pérez (6), Eraso (5), Sergio (4) y Miguel (4). A ellos se les han unido otros tres nombres como Palencia (5), Javi Hernández (5) o Gaku Shibasaki (5), también convertidos en titulares habituales bien por decisión técnica, bien por algunas lesiones de índole muscular que han apartado del equipo a otros titulares que venían jugándolo todo.

Son los casos de Arnáiz, Omeruo y Gaku. Los tres han caído fruto de estas dolencias y han abierto espacios a pepineros como Sabin (dos titularidades en los últimos seis partidos), el antes comentado Sergio o Rubén Pardo. Este último lleva sin jugar de inicio precisamente desde aquel duelo ante la Ponferradina, aunque ahora apunta a jugador clave precisamente por la lesión de Gaku.

Buenos números físicos

Y es que tanta carga de partidos invita a pensar se pueden generar dolencias como las que apartaron al nipón del último partido en Anduva. “No tiene nada que ver”, respondió rotundo Garitano en rueda de prensa este sábado. “Si viene una lesión muscular puede venir entrenando. Cualquier lesión puede venir en el día a día porque exigimos que entrenen muy fuerte”, afirmó señalando más a la exigencia de cada sesión, que a la reiteración en las alineaciones.

“Los jugadores que repiten todos, a los tres días en Miranda, contra un equipo que te lleva a volúmenes e intensidades muy altas, estuvieron a la altura de ellos. Estoy muy contento de cómo jugaron y de cuáles son los datos ahora del equipo. El equipo está francamente bien y vamos a seguir así hasta el final”, comentó deslizando que, efectivamente, en su plan no está realizar volantazos con el once, sino seguir apostando por esta columna vertebral de diez futbolistas.

Los damnificados

Esto, con todo, provoca el efecto contrario en futbolistas que han pasado de titulares habituales o de peso en el equipo, a futbolistas poco utilizados. Rubén Pardo, que ahora aprovechará la baja de Gaku, es uno de ellos. El riojano era un fijo, pero antes de la lesión del japonés sólo había jugado 134 minutos contando los 90 que disputó ante la Ponferradina. Sabin, que ahora es el recambio de Arnáiz, sólo sumaba 13 minutos hasta que el talaverano se rompió.

Rober Ibáñez (79 minutos en las últimas seis jornadas), Perea (4 minutos en las últimas seis jornadas), Kevin Bua (59 minutos en las últimas seis jornadas) o Brandon Thomas (19 minutos en las últimas seis jornadas) representan los casos opuestos. Jugadores de talento a la espera de su oportunidad mientras el Leganés se solidifica sobre una alineación como la de los viejos tiempos. De las que se recitan de carrerilla.