CELTA 2 - BETIS 3

Aprobados y suspensos del Celta: Brais también está de Eurocopa

Exhibición técnica, física y golazo del centrocampista celeste. Nolito dio vida al Betis regalando un penalti con 2-0. Domínguez se confirma.

Brais Méndez celebra el tanto logrado contra el Betis en la última jornada de la temporada 2020-2021.
Octavio Passos Getty Images

Iván Villar: Solo pudo hacer más en el tercer tanto. Se queda debajo del larguero y Víctor Ruiz remata dentro del área pequeña. El penalti de Iglesias y la falta de Fekir son imparables. El cancerbero céltico no tuvo mucho más trabajo.

Kevin: Todo corazón. A base de coraje acaba solucionando problemas como las pérdidas en ataque o la verticalidad de Ruibal que empezó el partido ganándole la espalda en un par de ocasiones. Pellegrini decidió cambiar a su extremo izquierdo titular al descanso y Kevin también se encargó de que no hubiera demasiadas noticias de Tello hasta la expulsión del exblaugrana.

Araújo: Firme, salvo en un par de decisiones alocadas. Las dos veces que se lio la manta a la cabeza en la salida de balón no tuvieron consecuencias para el Celta por poco y Coudet le reclamó más cabeza. El central más regular del conjunto vigués a lo largo de esta campaña.

Carlos Domínguez: Confirmó que es un central de Primera División. Su naturalidad no deja de sorprender. Evitó un gol de Guido Rodríguez cuando el argentino ya se estaba relamiendo para empujar el balón a escasos centímetros de la línea de gol. Tuvo la mejor ocasión de los locales para empatar con un cabezazo en el que voló por encima de Bartra.

Aarón: Uno de sus mejores partidos con el cuadro olívico. Agresivo en defensa y lanzado en ataque. Jugó con tanta confianza que incluso probó fortuna tirando a puerta con la derecha tras recortar con la zurda. En los últimos partidos ha sumado puntos para repetir experiencia en Vigo la próxima campaña.

Beltrán: No pudo mantener el nivel ofrecido hasta el descanso. En la primera parte dio ritmo a su equipo en defensa y en ataque. Desde la lesión de Tapia ha ofrecido su mejor nivel del curso, sobre todo porque ha actuado de pivote, su posición natural.

Denis Suárez: El público de Balaídos descubrió in situ la nueva versión del ‘6’, la de líder de la medular. En el primer tiempo y en el arranque del segundo se jugó a lo que le apeteció al de Salceda. Mete un pase de fábula a Iago Aspas en la primera ocasión del partido. Peleó hasta el pitido final.

Brais Méndez: Exhibición a todos los niveles. Balaídos le aplaudió como jamás había hecho. Metió un golazo con la zurda, pero su derroche físico resultó incluso más llamativo que el gran encuentro que firmó con el balón. Una acción resume el crecimiento experimentado por el mosense desde la llegada de Coudet: en el tiempo de descuento cruzó el campo para aparecer en el sector del lateral izquierdo, se lanzó al suelo como si al Celta le fuese la vida en este partido y provocó un saque de banda a favor de su equipo. Como la perfección no existe, perdió la marca de Ruiz en el córner del tercer tanto bético. Está para ir a la Eurocopa.

Nolito: Se pasó de frenada. El gaditano arrolló a Emerson en el penalti que supuso el 2-1 y resucitó al Betis. Ese fallo, tras el que Coudet lo cambió de inmediato, eclipsó el gran pase que el sanluqueño le metió en largo a Aspas en el segundo gol local.

Iago Aspas: Juega en ‘modo leyenda’. En los primeros 45 minutos, además de marcar de penalti, se lo pasó en grande volviendo loca a la defensa andaluza con sus pases y sus detalles de calidad. Antes de abrir el marcador ya había tenido el primero en un remate cruzado que Bravo saca con un paradón. Habilita a Brais en el 2-0. Acaba la temporada con 14 tantos y máximo asistente de LaLiga con 13 pases de gol. Si Luis Enrique decide no llevarlo a la Eurocopa, pues allá él.

Santi Mina: Cuarto penalti que provoca esta temporada. Preciso en las asociaciones con sus socios de ataque en la primera mitad. Mucho desgaste (como siempre), pero no disfrutó de ninguna ocasión para buscar la portería bética.

Solari (entró por Nolito): Esta vez no pudo cambiar la tendencia. Compareció sobre el terreno de juego cuando el Celta ya había perdido el control del choque. Intento en defensa y sin opciones en ataque. Terminó por la izquierda, donde no acabó de encontrarse.

Baeza (entró por Beltrán): Saltó al campo en el 82’ y no consiguió enchufarse.

Gabri Veiga (entró por Kevin): Sus primeros minutos con Coudet. Nada más entrar, Denis le dio un pase dentro del área, pero el futbolista del filial aún no había aterrizado en el partido.