LAS PALMAS

Pepe Mel y su amarga efeméride

El entrenador de Las Palmas celebró con derrota sus 100 partidos como jefe del banquillo insular. De momento, nada se sabe sobre su posible renovación.

Pepe Mel y su amarga efeméride
Juan Garcia Cruz DIARIO AS

Más hormiga que cigarra, la Unión Deportiva Las Palma afronta estas últimas jornadas de liga con la tranquilidad de tener la permanencia, objetivo mínimo marcado para este curso, más que amarrada. Por tanto, poco o nada que celebrar.

Si hubiera algo que mereciera algún festejo, por mínimo que fuera, era el partido que Las Palmas jugó ayer en Gijón, el que suponía el número 100 de Pepe Mel como titular de su banquillo. En un deporte donde el entrenador está permanentemente en la picota, conseguir llegar a dicha cifra del tirón no se antoja una empresa fácil.

Sin embargo, la celebración no pudo ser más amarga. Así, en una nueva amarga tarde de fútbol, la UD se vino de Gijon con otra derrota en la maleta (1-0), la 14ª del curso, por lo que el propio Mel se quedó sin ‘regalo’ en una tarde tan importante.

Tras llegar a Las Palmas en la primavera de 2019, hace poco más de dos años (debutó en Riazor, 0-1 con gol de Aythami Artiles, el 10 de marzo de aquel año), el entrenador madrileño acumula, al frente del primer equipo amarillo y sumando los correspondientes partidos de liga y Copa del Rey, 32 victorias, 33 empates y 35 derrotas. Contando los duelos contra Albacete y Logroñés, los dos últimos de la temporada, la cuenta de Mel con Las Palmas ascenderá a 102 presencias en la banda.

Será esta la cifra mínima, pues de momento nada se sabe sobre su posible renovación. Más allá, claro, de una cita rutinaria celebrada con Luis Helguera, el director deportivo de Las Palmas, a principios de esta semana. La puerta a su continuidad está abierta. Más bien, entornada. "Cuando me refiero a contar conmigo, la UD me podría haber dicho que mi etapa ha terminado, pero simplemente me expusieron su proyecto. Solo me han explicado", dijo el pasado antes de marcharse el miércoles antes de irse a Gijón. Para ganar tiempo, el club le presentó una propuesta formal a Rubén de la Barrera, entrenador del Deportivo. Toca compás de espera.