Las Palmas

Rober no se rinde

El extremo quiere apurar para acabar la liga sobre el césped y no en la enfermería. “Me dijo que se había roto”, comentó el sábado Pepe Mel.

Rober no se rinde
Carlos Diaz-Recio Diario AS

Tan desconocido como el que más, tan imprescindible como el primero. Así transcurrió la llegada de Rober a Las Palmas y su posterior desarrollo en esta su primera temporada como futbolista profesional del joven extremo (20 años) propiedad del Betis. Empezó el curso como un ciclón, siendo uno de los futbolistas más importantes en los planes de Pepe Mel, pero todo se le torció a comienzos de 2021.

Ocurre que, en el vuelo que trajo a la expedición desde la UD tras ganar en Mallorca, 0-1, el pasado 10 de enero, Rober fue uno de los caídos en combate por el contagio del Covid-19 en el citado viaje de regreso. Tanto el propio virus como las secuelas del mismo martirizaban al extremo emeritenses, que incluso se trasladó hasta Sevilla unos días para refugiarse en su familia.

A Rober no se le vio el pelo en liga hasta más de dos meses después, cuando jugara ocho minutos en la victoria amarilla, 1-2, en Fuenlabrada. Desde entonces volvió regularmente al equipo pero, salvo aquella descollante actuación contra el CD Lugo, triplete de goles en un partido que acabó 6-1, las sensaciones no parecían ser las mismas que antes de contraer el virus. Exceso de carga muscular y cansancio excesivo eran, entre otros, los problemas más recurrentes como ha reconocido el propio Pepe Mel más de una vez en sala de prensa.

El listado de infortunios de Rober dio un paso más el pasado sábado cuando, en el minuto 24 del partido contra el Alcarcón, cayó abatido tras intentar chutar a puerta. Rápidamente se dio cuenta de que algo no iba bien, pues un fuerte dolor en su muslo izquierdo le impidió seguir jugando. El cambio, cantado, se produjo por Álvaro Lemos.

Tras el encuentro, las noticias no podían ser más pesimistas. “A Rober, desgraciadamente, ya lo vamos a perder porque a escasos 20 días de que acabe la liga dice que se ha roto, así que, por lo tanto, difícilmente lo podremos recuperar”, aseguraba Mel. Sin embargo, el propio futbolista ya se afana en su recuperación para intentar acabar la liga sobre el césped.

Números.

Rober conseguiría así engordar unos números excelentes en su primera temporada como jugador profesional de pleno derecho, en la que cumplido con creces su misión. En tiempos de balance, roza el sobresaliente.

Hasta caer lesionado en Santo Domingo, guarida del Alcorcón, este eléctrico canterano del Betis, a donde volverá cuando acabe el presente curso liguero (el contrato de cesión era ‘limpio’, sin cláusulas adiciones que pudieran asegurar su continuidad en Las Palmas), sumaba 30 partidos jugados, 26 de ellos como titular, en los que pudo acumular 2.066 minutos sobre el césped. Ha conseguido anotar 8 goles, únicamente superado en la UD por Araujo, que suma 9, y tres asistencias.