SEVILLA

El Sevilla se viene abajo en los descuentos ante los grandes

Ante el Madrid perdió dos puntos, el Barcelona le igualó la semifinal de la Copa del Rey en la última jugada y ante el Atlético concedió un mano a mano que salvó Bono

Sevilla
El Sevilla se viene abajo en los descuentos ante los grandes
PIERRE-PHILIPPE MARCOU AFP

El Sevilla volvió a evidenciar ante el Real Madrid los problemas que sufre para gestionar los descuentos de los partidos cuando se enfrenta a los grandes. Si los de Lopetegui han demostrado ser unos expertos en la gestión de los últimos minutos ante la mayor parte de los equipos a los que supera en la tabla, con sus tres antecesores no ha sido así ni mucho menos.

El Real Madrid consiguió empatar el partido en el 94 y aún tuvo una ocasión más antes de que Martínez Munuera decretara el final del encuentro, lo que podría haber sido un castigo aún mucho más cruel. Pero el Sevilla ya había vivido esto en sus carnes ante otro grande como el Barcelona, puesto que en la vuelta de la semifinal de la Copa del Rey fue Piqué quien empató la eliminatoria, que acabaría cayendo para el lado culé, en la última jugada del partido.

No queda ahí la cosa, puesto que en el choque ante el Atlético disputado en Nervión, en el que el Sevilla ganó y se metió de lleno en la pelea por el título, el cuadro colchonero pudo empatar también en el descuento. Sin embargo, en esta ocasión emergió Bono para realizar una parada salvadora en un mano a mano ante Correa.

La temporada comenzó con la disputa de una Supercopa de Europa en la que, si bien no era el tiempo de descuento, En Nesyri falló un mano a mano en el 88 que hubiera dado el título al Sevilla ante el Bayern. Los alemanes se llevaron el partido en la prórroga, al igual que el Borussia Dortmund se llevó la eliminatoria de octavos de la Champions a pesar de que el Sevilla pudo empatarla en el descuento. Sin embargo, arriba demostró la misma poca contundencia que ha demostrado atrás en los minutos finales ante los equipos que lo superan en presupuesto. Ya tiene el vestuario su primera asignatura pendiente para la próxima temporada.