ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético nunca deja de creer

El equipo rojiblanco sale líder de una jornada capital por el título. Pero sabe que cualquier rival es difícil, sigue partido a partido y reforzado por su papel en el Camp Nou.

Los jugadores del Atlético antes del partido contra el Barcelona.
Rodolfo Molina DIARIO AS

El Atlético salió líder de una jornada que se antojaba capital por el título. Visitaba un Camp Nou en el que arrastra 15 años sin ganar consciente de que una derrota ante el Barcelona conllevaba que los blaugranas le adelantasen en la tabla. Sin embargo, dejó buenas sensaciones, fue superior en el juego y en una gran primera parte merodeó el gol con constantes llegadas, sin achicarse y presionando arriba. No se hizo con la victoria, pero el empate entre Real Madrid y Sevilla mantiene la tabla como estaba.

Una nueva jornada en la que los de Simeone podían perder el liderato, como ya ocurrió en el Barcelona-Granada, y finalmente lo mantienen con dos puntos de ventaja sobre los blancos. No obstante, ese gol en el minuto 94 provoca que el Atlético no se pueda permitir un empate como sí hubiese ocurrido en la derrota. Ahora, los rojiblancos siguen dependiendo de sí mismos y se agarran a los valores del cholismo para intentar ser campeón. El primero, el partido a partido. No sirve de nada hacer cábalas ni pensar más allá de la Real Sociedad.

Simeone sabe que la presión mental a la orilla del título es parte fundamental en lo que resta de Liga, por lo que también trabaja ese aspecto intentando que sus futbolistas se evadan más allá de ganar el siguiente encuentro. Pensar en el camino antes que en la meta. Y como decía Luis Aragonés, “ganar, ganar y ganar”, tres victorias que darían el campeonato al final de curso después de tantas jornadas en la primera plaza. Para ello, el Atlético regresa al Wanda Metropolitano, donde es el mejor local del campeonato. El equipo rojiblanco ha dicho adiós a una maratón de tres salidas consecutivas con balance de una victoria (ante el Elche), un empate en el Camp Nou y la derrota en San Mamés y quiere volver a hacerse fuerte en su feudo en dos encuentros consecutivos, ante la Real Sociedad y Osasuna antes de cerrar el campeonato en Valladolid.

En los dos últimos partidos ha ido recuperando buenas sensaciones más cercanas a las de inicio de temporada, sobre todo en los dos primeros tiempos ante Elche y Barcelona, aunque preocupa que generar muchas ocasiones de gol se hayan correspondido con un único gol (de Llorente en el Martínez Valero). Para ello, es fundamental recuperar el gol de Luis Suárez, que no lo encuentra desde el pasado 21 de marzo contra el Alavés. Carrasco está muy inspirado en los metros finales, Koke volvió a hacerse fuerte en el medio, Llorente no para de pisar el área, los tres centrales fueron un muro con un Oblak por detrás que repele todo lo que pasa y que se asienta en el Zamora y Correa sigue sumando para Simeone. Jugadores como Kondogbia o Felipe se han enganchado al ritmo de los titulares y falta que João Félix pueda volver a ser el del inicio. Pero, a una jornada menos para el final, el Atlético se mantiene arriba y sale reforzado de una jornada complicadísima. El equipo tiene fe y se dejará la piel por ello; como ya dijo Simeone, si se cree y se trabaja se puede.