ALEMANIA

Javi Martínez se deja querer

"Jupp jugó un gran papel por supuesto, pero yo también quería acumular experiencia en el extranjero", admite el navarro. También habla de su futuro...

Javi Martínez se deja querer

El futuro de Javi Martínez sigue siendo una incógnita en toda regla. Lo único que se sabe es que la etapa del navarro en el Bayern de Múnich llegará a su fin nueve años después de que se marchase del Athletic Club para ganarlo todo con el transatlántico bávaro. Su regreso a Lezama ya se barajó hace una temporada y, ahora, vuelve a sonar como posible refuerzo para los de Marecelino. Eso sí, el propio Javi Martínez, tal y como dejó claro en una entrevista concedida al rotativo alemán kicker, aún no se ha decidido. Se deja querer.

"Estoy abierto en todas las direcciones y busco la mejor opción para mí“, dijo el jugador de 32 años, que aún no tiene claro cuánto tiempo seguirá jugando: “Mis piernas decidirán. ¿Un año, tres, diez? Veamos. Pero quiero estar físicamente bien después de mi carrera“, subrayó después de sumar este pasado sábado su novena ensaladera con el Bayern. Todo apunta a que el técnico Hansi Flick le dé minutos ante Friburgo y Augsburgo, los dos últimos partidos del campeón esta temporada, para que el de Ayegui pueda despedirse del Bayern sobre el terreno de juego.

Ganó un total de 24 títulos con los bávaros, entre ellos dos Champions, algo que no hubiera sido posible si Jupp Heynckes no se hubiera fijado en él hace ya casi una década. Además, responde a por qué eligió el Bayern y no Barça o Madrid: “Siempre le estaré agradecido porque fue él el que luchó por ficharme y me trajo aquí. Me llamó y me dijo: te quiero aquí como una parte importante del Bayern“, recuerda Javi Martínez. “Jugaba en el Athletic y, sin participar en la Champions, quizá no estaba tan en el punto de mira. Pero Jupp fue entrenador allí, seguía al club de forma regular y me había visto jugar. Me conocía muy bien. Siempre estaré agradecido con Jupp porque me trajo aquí y me quería. Me llamó y me dijo: "Te quiero aquí como parte importante del FC Bayern". Mucha gente decía en ese momento que 40 millones para un centrocampista defensivo era mucho dinero, aunque yo siempre ignoraba esta tarifa".

El español tiene  una teoría con la forma de fichar del Bayern: "Siempre bromeo con Lucas Hernández, cuando ganamos el Mundial en 2010, el Bayern fichó a 4 españoles. Dimos forma al estilo en esos años. Ahora Francia es campeona del mundo, y 6 jugadores franceses juegan en el Bayern. Veremos qué  nación dominará al Bayern después del próximo Mundial...".

Por último, se moja sobre quién es el mejor 6 del mundo: "Es Josh (Kimmich). Si no, entonces probablemente Casemiro y Ngolo Kanté".