LEGANÉS

Mario del Campo, el último recluta del Leganés B de Garitano

Lateral izquierdo del filial, se ha incorporado al trabajo regular ante los problemas del Leganés en el eje de la defensa. Libera a Javi Hernández. Su perfil es ofensivo.

Mario del Campo, el último recluta de Garitano
JUAN AGUADO DIARIO AS

Mario del Campo, lateral zurdo del Leganés B (22 años), se ha convertido en el último recurso del que ha tenido que tirar Asier Garitano vistos los graves problemas que tienen los pepineros en defensa. La ausencia de Bustinza e Ignasi Miquel (peligra para ambos el final de temporada regular) ha hecho que el de Bergara busque alternativas con la presencia en los entrenamientos de este ex del Real Madrid.

No sería descartable que Mario pudiera incorporarse de forma regular, toda vez que ofrece a Garitano la alternativa de reforzar el eje de la defensa con Javi Hernández. El jerezano, titularísimo en el lateral zurdo, también puede ejercer como central por la izquierda.

La altura y buena salida de balón de Javi le permite ser una baza interesante para un eje de la zaga en el que ahora mismo Garitano sólo tiene tres centrales puros. A saber: Tarín, Sergio y Omeruo. Para colmo, el nigeriano acumula ocho tarjetas y no sería raro que pudiera perderse algún partido de los que restan por sanción. Mientras Bustinza y Miquel se recuperan, hay que buscar alternativas.

Mario del Campo es un lateral de perfil ofensivo. Formado en las inferiores del Real Madrid, llegó a la ID Butarque la pasada temporada tras su paso por el Unión Adarve, donde apenas tuvo continuidad. En el Leganés B de Luis Cembranos el curso pasado alternó titularidad y suplencia, aunque este curso con Carlos Martínez ha sido un fijo, especialmente en el tramo final de temporada. Una pieza clave del ascenso pepinero a Segunda RFEF y uno de los capitanes del equipo.

Gusta de buscar el ataque constantemente, pero no sólo para ponerle desde el costado, sino para, al estilo Marcelo, tirar diagonales que sorprendan al rival por dentro. No defiende mal, pero esa tendencia a atacar hace que requiera de ayudas frecuentes por parte de los interiores o extremos que jueguen delante de él.

Cabe recordar que en este tramo final de temporada Garitano ha tirado también de otros miembros del filial, bien para completar convocatorias y también para apuntalar entrenamientos. Todo sin descartar su participación en algún partido de Liga. Son los casos de Cassio (medio centro), Tahif (central) o Javi Rubio (lateral derecho).

Desde que retornó a Butarque, Garitano es un habitual de los partidos del filial, a los que ha seguido con interés. El diálogo con Carlos Martínez (al que tuvo de jugador en la 2013-2014) es constante y su conocimiento de lo que puede (y no puede) aportar el filial, amplio.