INGLATERRA

Diogo Jota y el poder de persuasión de Mendes que rescató su carrera

El ahora jugador del Liverpool explica que aceptó ir al Wolverhampton "no muy convencido por lo arriesgado", pero el agente le convenció. Ahora le dice: "¡Ves como tenía razón!".

Diogo Jota.
MICHAEL REGAN AFP

Diogo Jota ha protagonizado una eclosión espectacular en las últimas temporadas. El que fuera jugador del Atlético, donde no llegó ni a debutar, no encontró la confianza ni en el grande español ni en los gigantes de su país. Pasó por el Oporto, pero allí tampoco era un fijo. Pero su carrera cambió cuando se enroló en las filas del Wolverhampton. Y eso que, como reconoce, es un paso que le costó dar y del que no estaba convencido. El único que parecía estarlo era Jorge Mendes, su agente. El representante lo ha hecho otras veces, apostar por jugadores que parecían ni iban a tener recorrido y que al final se han consolidado.

Jota debía dar un paso algo inexplicable, a priori, pero lo dio yéndose a jugar a Inglaterra en un club casi desconocido como el Wolverhampton y lo hizo a instancias de Mendes, a pesar de las dudas. Así lo explica Diogo Jota en una entrevista en FourFourTwo. Ni él mismo estaba convencido del paso que iba a dar, pero lo dio y ha sido lo que ha cambiado su carrera. En 2017, el Atlético mandó a Jota cedido al Wolverhampton, por entonces en la segunda división inglesa. El jugador decidió aceptar, aunque ahora cuenta que el paso no fue fácil de dar y fue el poder de persuasión de Mendes el que le convenció. “La liga portuguesa estaba en el quinto lugar del ránking europeo, así que desde esa perspectiva se puede decir que pasar a los Wolves fue un paso atrás en ese momento, pero encontré el campeonato muy competitivo", dice.

"Tenía un tío que me preguntó por qué me iba a Inglaterra a jugar en segunda, ¡pero ahora está de acuerdo conmigo! Debo admitir que ni siquiera yo estaba totalmente convencido de la idea cuando me enteré por primera vez por parte de mi agente, Jorge Mendes. Finalmente me convenció, y ahora me dice: '¡¿Ves cómo tenía razón todo el tiempo?", subraya. Digo Jota deja entrever que solamente Mendes creyó en él.

Jota perteneció durante dos años al Atlético, fue cedido al Oporto, donde tampoco cuajó y cuando parecía perdido, Mendes se lo llevó al Wolverhampton, un club con el que tiene vínculos estrechos y le colocó en el mercado inglés. Allí se hizo importante, ayudó a ascender al Wolverhampton, jugó después con él en la Europa League y se ganó un traspaso insospechado al Liverpool, donde también ha rendido. "Se trataba del proyecto; en mi opinión, los Wolves tienen a las personas adecuadas para dirigir el club. A veces es necesario dar un paso atrás para dar dos pasos adelante. Al final, las cosas salieron bien y resultó ser la decisión correcta, aunque en ese entonces sonaba un poco arriesgado", confiesa Diogo Jota.