CÁDIZ

Cala: "Diakhaby es una marioneta en manos de Murthy"

El central del Cádiz explica cómo pasó los días siguientes tras el caso Cala-Diakhaby. El futbolista carga contra el presidente del Valencia y los políticos que lo acusaron.

0
Cala: "Diakhaby es una marioneta en manos de Murthy"
ALVARO RIVERO DIARIO AS

Una vez pasada la tormenta, Juan Cala, central del Cádiz acusado por Diakhaby de racismo, habla con El Mundo para contar cómo vivó aquellos días en una entrevista. El futbolista del Cádiz ha sido muy claro al señalar a Murthy de aprovechar la situación y, también, a los políticos que se subieron al carro acusándolo sin pruebas de racista para, según él, “ganar votos”.

Cala tiene claro cuál ha sido la estrategia del Valencia y, principalmente, del presidente: "Diakhaby es una marioneta en manos de (Anil) Murthy, el presidente del Valencia, que quiere cubrir la mala gestión con algo que no ha pasado" y le utiliza "de escudo" y formar "un lío de una mentira".

Además, el sevillano insiste en que no insultó a Diakhaby y que no lo llamó "negro de mierda", e incluso añade que no se dirigió a él en ningún momento: "en todo caso", luego le dije "déjame en paz". Cosa que ha quedado demostrada en el "peritaje corporal en el informe de la Federación en el que se demuestra que ya no es que le dijera una cosa u otra, es que ni me dirijo a él", afirma con rotundidad el central.

Al recordar las horas siguientes al supuesto suceso afirma que cada uno utilizó las redes para su propio beneficio. Los políticos quisieron ganar votos posicionándose sin pruebas según afirma el de Lebrija. "Otros lo hacen para ganar seguidores en las redes sociales y les importa un carajo la realidad de los hechos". E insiste en que le consta que hubo presiones del Gobierno para que lo sancionaran. "Lo han dicho ellos públicamente", "han presentado un escrito a la Federación para que así fuera, pero no han tenido la dignidad de cuando se ha demostrado que eso no es cierto disculparse".

Finalmente, recalca que los mismos que lo acusaron en su momento deberían haberse disculpado después. "Igual que pusieron tuits el día de los hechos -en referencia a Pablo Iglesias e Irene Montero- podían haber puesto tuits cuando se ha demostrado que no es cierto". Y vuelva a cargar contra los políticos que lo acusaron, "en manos de quién coño estamos" y "cómo puede un Gobierno pedir justicia si ellos no son justos".

Juan Cala insiste en que no está dispuesto a que se manche su nombre por algo que no hizo y por unas acusaciones que considera injustas. Y afirma que llegará "hasta el final" por sus hijas, por defender su imagen, por su familia: "por ellos seguiré hasta el final".