ATLÉTICO DE MADRID

"Los padres gritaban '¡cómo se te puede ir si es una niña!’"

Amanda Sampedro (Madrid, 1993) es un referente en España, en La Roja y el Atleti. Se ha lanzado a escribir un libro para esas niñas que empiezan en el fútbol.

"Los padres gritaban '¡cómo se te puede ir si es una niña!’"

Amanda Sampedro (Madrid, 1993) es una de las jugadoras con más historia tanto en el Atlético de Madrid como en la Selección. La madrileña acaba de sacar a la venta un libro titulado 'Campeonas', dirigido a todas aquellas niñas que tienen el sueño de ser futbolistas. En él cuenta muchas cosas vividas en sus inicios. En esta entrevista analiza el momento que pasa el club rojiblanco, la eclosión del Real Madrid, la final de Champions del Barcelona, su regreso a la Selección o su futuro...

¿Cómo surgió la idea del libro?

Se puso en contacto conmigo la editorial, querían que contase mis experiencias. Me pareció una idea buenísima por el hecho de contar el principio de mi infancia, cuando empecé con seis añitos. Lo recuerdo como algo muy bonito. Ahora es algo más natural, pero en mi época escuchabas a los papis decir ‘la semana que viene nos toca con el equipo de la niña’. Eso ya no se escucha. Ahora en un equipo hay cinco niños y tres niñas. Es la normalidad a la que estamos llegando, aunque aún nos queda. Hacer ver que el deporte no tiene género, que las niñas se pueden dedicar a lo que realmente quieran.

 ¿Quién es Mandy, la protagonista?

Esa Mandy soy yo, aunque algunas cosas son más fantasía, no son realmente como yo las viví al 100%. A mí no me pasó lo que le pasa a ella en el libro con el capitán Ricardo, que la rechaza. Es verdad que a otras sí les ha pasado. Yo tuve la suerte de que todos mis compañeros -y amigos- me respetaban un montón. Con el libro queremos matizar esos aspectos de la solidaridad, el liderazgo con límites, el compañerismo… ciertos valores.

¿Cuál es el papel de los padres en todo esto?

Se nos olvida que los niños están jugando para disfrutar. Y los entrenadores son educadores. Si nos metemos en ese papel, nos metemos en jardines que no nos competen. Lo peor es la frustración que se puede llevar ese niño. No podemos meterle tanta presión. Antes disfrutaba como mi mayor pasión, como mi mejor hobbie. Ahora tengo una responsabilidad muy grande, es mi trabajo. A los niños hay que enseñarles que tienen que fallar, que tienen que equivocarse, tienen que aprender por sus entrenadores.

¿Usted que experiencias recuerda?

Yo he vivido de todo. Padres del equipo contrario que te felicitan y padres que le escuchabas desde la grada ‘pero cómo se te puede ir si es una niña’. Eso conlleva a que el niño se frustre y lesione a la niña. Su padre es su líder y le dice que eso no se puede consentir. Yo he vivido cosas muy distintas, incluso padres que me iban a ver porque solo había una niña.

¿Y cómo ha ido contando todo eso?

Hablando con una persona profesional que es escritora, te va haciendo preguntas, te va ayudando a la hora de enfocarlo. Va redactando y consultando cosas contigo. Es un libro didáctico, con muchas imágenes, la ortografía es fácil…

¿Cuál es su mejor momento como jugadora?

Nunca se me olvidará por lo que fue a nivel sentimental cuando quedamos campeones de Europa Sub-17 en Nyon. Coincidió la final el 26 de junio que es el día de mi cumple. Era el primero fuera de casa. Me bajé del autobús y vi a mis padres. Me eché a llorar, fue el mejor regalo tenerlos allí. Conseguimos el oro, tenía 16 años…

¿Qué le está pasando al Atlético?

Veníamos de una dinámica muy buena, muy positiva donde el Atleti venía de 3 ligas consecutivas y quitándoselas al Barça que también lo estaba haciendo muy bien. Pero lo del Atleti era difícil de superar. Es verdad que, siendo sinceros, se ha modificado el bloque y eso te puede ir bien o mal. Hemos bajado, eso ha pasado. El equipo tiene la suficiente humildad para saber qué se ha hecho bien y que mal ahora para revertir la situación. Eso es de club grande.

La llegada del Madrid, ¿qué impacto ha tenido?

Somos conscientes de lo que significa el Real Madrid. Siempre lo he dicho, soy muy del Atleti y por eso no te suele gustar el Madrid. Pero soy la primera que admito que es una marca muy grande y que al fútbol español le va a venir muy bien. Sabemos de la capacidad que tiene para conseguir esas cosas. Como marca, con el dinero que tiene, el poder, puede conseguir lo que quiere. Y lo demuestra a nivel de chicos, chicas, baloncesto… no estoy descubriendo nada bueno.

El Barça está en la final de la Champions...

Es una alegría, y eso que es nuestro mayor rival y siempre le queremos ganar. Es muy positivo para la historia del fútbol español. Ojalá consigan el título, va a ser un golpe sobre la mesa. Eso hará que grandes jugadoras quieran venir a la Primera Iberdrola y eso lo hará más fuerte. Además del gran beneficiado que es la Selección, donde se van a empezar a lograr grandes cosas.

¿Espera volver a la Selección?

No me rindo, cada día sueño con volver a estar ahí. Entiendo que ahora en la dinámica del equipo es más complicado. Hay que trabajar más y mejor. Hay muy buenas futbolistas ahora mismo. Además, el Atlético tiene que dar también un paso, esto es un deporte de equipo y si quiere tener jugadoras tiene que tirar para arriba. Si no, el resto de equipos nos gana esa batalla, es normal que el seleccionador se fije en los que mejor resultados están dando. Sueño con estar en la Selección de nuevo.

¿Qué futuro espera?

Me queda un año de contrato, esto es fútbol y claro que existen ofertas. Pero yo siempre miro primero por mi familia que es el Atleti. Luego escucho y valoro lo demás. Lo que más prima es lo que siento por el Atleti, es lo que más me tira.

¿Con qué jugadora de las que vienen pisando fuerte se queda?

Aitana Bonmatí es una jugadora que me gusta mucho. Tiene muchísima proyección, y la forma de ver el fútbol. Es una de esas jugadoras que siempre tendría en mi equipo. La ves jugar y parece que tiene 30 años. Tiene mucho futuro si sigue trabajando con esa ambición que la puede permitir estar donde ella quiera.