DEPORTIVO

El Deportivo que viene: galones para Rubén De la Barrera, Barral para las salidas

El plan de Abanca es renovar al técnico y darle más poder para construir la plantilla. Barral se centraría en deshacerse de las fichas más altas y las ventas.

0
Antonio Couceiro junto a Rubén de la Barrera en su primera visita al vestuario del Deportivo en Avbegondo.
Jesús Sancho (Sanchofoto)

El Deportivo puso fin este pasado domingo a su calvario al derrotar al Langreo (5-0) y lograr la permanencia con una goleda inédita desde hace 18 años. Con su presencia en Primera RFEF certificada, el club ya pone su vista en planificar la próxima temporada en la que, tal y como aseguró la semana pasada el presidente Antonio Couceiro, el único objetivo será regresar al fútbol profesional. Eliminar la amenaza de caer a 2ª RFEF no solo es una buena noticia económica y deportiva, también evita un golpe mortal sobre el futuro de Rubén de la Barrera. La confianza de Abanca en el técnico coruñés ha sido total desde su llegada y una vez lograda la permanencia el anuncio de su renovación al frente del banquillo blanquiazul solo es cuestión de tiempo, y cercano.

De hecho, la figura de Rubén de la Barrera será la que salga más reforzada de cara a la próxima temporada y sus galones dentro del club subirán de forma exponencial. Así, el coruñés no solo será el entrenador del Deportivo, aumentará su poder para configurar la plantilla de la campaña 2021-2022. De la Barrera tendrá una responsabilidad máxima en la elección de jugadores con el apoyo de toda la estructura de la secretaría técnica a su servicio. Una figura cercana a un general manager que también contará con el apoyo de Fran y Valerón en un futuro en el que la cantera asumirá mayor protagonismo ante el fiasco económico de este curso.

El primer trabajo de De la Barrera, más allá de sus criterios deportivos, pasará por una criba en la actual plantilla, insostenible otra temporada más. Solo el primer equipo ha costado al club este año 6,6 millones de euros cuando el presupuesto ha sido de 6,1. Los nuevos galones de Rubén de la Barrera implicarán también que el papel Richard Barral baje más de escalón. El director deportivo blanquiazul, responsable de la actual configuración del equipo, tendrá como principal función las salidas, no los fichajes. Por un lado deberá reducir la nómina de contratos de larga duración, y con fichas elevadísimas, como los de Uche Agbo, Claudio Beauvue, Keko Gontán o Celso Borges, el tiene más opciones de quedarse. Por otro, la de ingresar dinero por traspasos después de que el Depor haya presentado una sangría con pérdidas este año de 9,1 millones de euros.

Barral, un año más de contrato

La continuidad o no de Richard Barral es uno de los puntos que todavía genera debate interno en Abanca. El enorme fracaso de la temporada se llevó por delante a Fernando Vázquez tras la novena jornada, cuando el Deportivo era segundo de su grupo y cumplía objetivos. Un mes después, tras cerrarse el mercado, la entidad que preside Juan Carlos Escotet decidió la destitución del presidente Fernando Vidal y todo su consejo de administración. Toda una criba de la que se han librado Richard Barral, el responsable de diseñar la actual plantilla. El principal motivo es que a Barral todavía le queda un año más de contrato y sus emolumentos están a la altura de algunos de los jugadores mejor pagados de la plantilla. Su finiquito sería un lastre para un Depor obligado a cerrar el grifo de las pérdidas. Su eficacia y balance económico en las salidas y venta de jugadores marcará su futuro, ya que hay quien opina que no tiene sentido que continúe en el club después del fiasco de este año.