REAL MADRID

Haaland, según lo previsto

El delantero ya le ha comunicado al Borussia Dortmund que seguirá la temporada que viene. El plan del Real Madrid es firmarlo en el verano de 2022.

Aunque Mino Raiola dijo en AS que “el futuro de un jugador nunca depende de otro”, lo cierto es que el plan del Madrid es poder traer a Haaland ya en el verano de 2022 para ir primero a por Mbappé. El noruego, como sucede con el francés, está decidido a vestir de blanco. Y de momento todo marcha según lo previsto. Haaland ha dicho en Dortmund que se queda. Lo confirmó el directivo Khel en declaraciones a Sky: “Erling se queda un año más. Él está totalmente de acuerdo. Lo veo cada día y puedo decir que se identifica completamente con el club”. El Dortmund rema a favor de la estrategia del Madrid de que el delantero aguante allí un año más. Para eso es clave, también, la buena relación que tiene el CEO borussien, Hans-Joaquim Watzke, con Florentino Pérez.

Sin embargo, que el Dortmund no se clasifique para la Champions podría dar un giro a esa situación y precipitar la salida del noruego. Sin duda, sería un contratiempo. El Borussia está ahora a un punto de los puestos que dan acceso a la máxima competición y quedan tres jornadas por disputarse en la Bundesliga. Si el Dortmund se quedara fuera de la Champions es más que probable que Haaland busque la salida inmediata. Es un riesgo estar una temporada entera sin ese escaparate. El próximo contrato a firmar podría menguar considerablemente si el delantero noruego no está en el foco.

Pero hay una tercera opción que cambiaría el orden de las cosas, y es que el PSG no acceda a vender a Mbappé este verano. En ese caso, el Madrid adelantaría las gestiones por Haaland para traerlo ya. Todo está abierto para la entidad blanca, que en realidad busca poder juntar a las dos estrellas en el nuevo Bernabéu que está siendo remodelado.

En cuanto a Mbappé, para el Madrid se trata, simplemente, de esperar a ver lo que hace el PSG. El jugador francés está decidido a jugar en el Real Madrid en el futuro. De ahí que siga dando largas en cuanto a la renovación. Ya ha tenido tres ofertas sobre la mesa y ha dicho que no a todas. El que está en la encrucijada es el PSG. Sólo tiene dos opciones si Mbappé no renueva. Una es venderlo este verano e intentar sacar algo de tajada. La otra es dejar que se vaya libre en el verano de 2022.