LEGANÉS

Leganés - Sporting, el partido de las cuentas pendientes

En sus 17 duelos el Lega sólo venció una vez. En Primera el Sporting casi amarga la permanencia pepinera. El choque de la primera vuelta, también con cuentas que saldar.

0
Leganés - Sporting, el partido de las cuentas pendientes
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Juega el Leganés contra el Sporting y en Butarque algo se tensa. No porque los de David Gallego sean cosechadores de buenos resultados frente a los equipos de la zona alta de la tabla (que también), sino porque una suerte de maldición persigue los duelos pepineros con los asturianos, a los que sólo ha sido capaz de arrancar un triunfo en cara a caras oficiales. Sucedió un 21 de mayo de 2000. El resultado, 2-1 con doblete de Barbarín. Han pasado 21 primaveras desde entonces. Quedan muchas cuentas pendientes.

El balance global es desolador al sur de la capital. A saber, de 17 enfrentamientos frente al rival de mañana, el Lega sólo ha vencido uno. Del resto, ha perdido diez y empatado seis, con sólo nueve goles a favor y 25 en contra. No, no es el panorama más optimista para los pepineros que, curiosamente, han sido capaces de sacar mejores resultados en El Molinón que en Butarque. En su hogar todo son derrotas (seis) salvo aquella victoria aún del siglo XX. Mientras que en el estadio más antiguo de España los blanquiazules al menos sí que han sacado seis empates. Consuelo menor.

La última igualada, por cierto, fue polémica. Sucedió en la actual temporada, cuando se señaló un dudosísimo penalti de Marc Valiente sobre Borja Bastón que el delantero madrileño transformó ya en el tiempo añadido. El central del Sporting acabó desolado y llorando en el vestuario. Por aquel choque también hay cuentas pendientes, aunque sean en sentido inverso, desde Asturias hacia Madrid.

Pánico de Primera al Sporting

No guarda tampoco buen recuerdo del Sporting como entrenador del Leganés un Asier Garitano que, en la máxima categoría, vio como los rojiblancos estuvieron a punto de aguarle la permanencia con una derrota en la segunda vuelta (0-2) que fue motivo de tempestad al sur de la capital. Rondaba el campeonato la jornada 22 y el Lega sumaba dos derrotas consecutivas. Ante el Sporting cayó la tercera y aún hubo tiempo de una cuarta contra el FC Barcelona.

En aquellos días los asturianos eran principales perseguidores de un Leganés que no pisó ni una sola jornada el descenso (con Garitano jamás lo hizo). Tras la derrota en Butarque (0-2 en una tarde de perros, lluvia incluida), el Sporting quedó a dos puntos del Leganés e inoculó pánico entre sus parroquianos que, sin embargo, acabó sanando merced a un arreón final que Rubi no replicó con los asturianos. Por cierto, que ahora Rubi como entrenador del Almería, vuelve a ser el principal enemigo del Lega que aspira a su tercera plaza. El fútbol y sus caprichos cíclicos

Por último también tiene el Sporting el honor de ser equipo que infringió la primera derrota al Leganés en esa categoría, en Primera. La del Molinón (2-1) fue la inaugural de un curso que comenzó con victoria ante el Celta (0-1) y empate frente al Atlético (0-0).