REAL MADRID

Lucas, cerca de renovar

El gallego tiene ofertas superiores de PSG y Bayern, pero la última del Real Madrid, de unos cinco millones por temporada, le agrada.

Madrid
Zidane y Lucas Vázquez, durante un partido del Real Madrid.
MARIANO POZO

EI futuro de Lucas Vázquez parece estar ahora más cerca del Real Madrid tras las últimas conversaciones mantenidas por ambas partes. Como ya es sabido, el multiusos gallego finaliza su contrato el próximo 30 de junio, lo que le ha colocado como uno de los jugadores más apetecibles del mercado por su polivalencia. Puede jugar de extremo derecho (su posición natural), de volante por la derecha y de lateral derecho. Eso ha logrado que hasta sus representantes hayan llegado dos ofertas importantes del Bayern Múnich y del PSG.

Eso se sumó, al inicio de la temporada, a las primeras conversaciones con el Madrid. El club blanco le ofrecía el mismo contrato que tenía (en torno a 3,5 millones), pero con una rebaja añadida del 10% como han pedido al resto de la plantilla por la crisis del coronavirus.

Lucas, 29 años, siempre priorizó seguir en el Madrid, el club de su vida, pero consideró que no se le valoraba como merecía con esa oferta a la baja. Pese a eso, su compromiso y rendimiento ha sido óptimo esta temporada, al utilizarle Zidane como lateral derecho de guardia por las numerosas lesiones sufridas por Carvajal durante el curso. En esta Liga ha metido dos goles y ha dado seis asistencias, siendo titular en el 64% de los partidos.

Lucas, cerca de renovar

Cinco millones por temporada

Su grave lesión en la noche del Clásico, tras una dura entrada de Busquets, ha dejado en evidencia estas últimas semanas la importancia de Lucas en los esquemas de Zidane, que ha reiterado al club que quiere contar con él para su proyecto deportivo. Por eso, el Madrid ha elevado su oferta hasta los cinco millones anuales, con un contrato por tres temporadas y una más opcional por objetivos.

Sería el último gran contrato de Lucas Vázquez en su carrera profesional y lograría además quedarse donde quería. No olviden que el gallego se crió en La Fábrica de Valdebebas y que se entronizó entre la afición blanca con aquella mítica tanda de penaltis en Milán ante el Atlético que inició él mismo con serenidad y un temple increíble.