ATLÉTICO DE MADRID

Manu Sánchez crece en Osasuna

El canterano del Atlético, cedido en el mercado invernal, ha dado un paso adelante. Suma tres asistencias en el equipo rojillo, donde cada vez es más importante.

Manu Sánchez con Osasuna.
@CAOsasuna

El Atlético dio salida durante el mercado invernal a varias de las perlas de su cantera en busca de minutos en categorías superiores. Si ya en verano los Riquelme (Bournemouth), Mollejo (Getafe, aunque en enero se marchó al Mallorca), Montero (Besiktas), Cedric (Oviedo, ahora en el Albacete) y compañía pusieron rumbos diferentes para ir curtiéndose fuera del club, en enero le tocó el turno a Manu Sánchez (Osasuna), Borja Garcés (Fuenlabrada), Germán Valera (Tenerife) y Sanabria (Zaragoza).

En el caso del lateral izquierdo, su buen hacer durante la temporada pasada como alternativa a Lodi llevó al club a mantenerle ya con ficha de la primera plantilla, el primer canterano en conseguirlo desde Thomas en 2015. Manu Sánchez heredó además el ‘3’ que había liberado Filipe Luis e inició el curso sobre el papel como el segundo lateral izquierdo del equipo y primera opción para relevar a Lodi. Sin embargo, los planes de la temporada acabaron siendo muy diferentes, ya que se estableció con mucho éxito la defensa de tres centrales con Carrasco de carrilero izquierdo. Además, Hermoso ha ido variando esa función entre central perfilado a la zurda o directamente lateral en banda, por lo que Manu Sánchez se quedaba prácticamente sin opciones de jugar.

Con un único encuentro liguero disputado, en Balaídos ante el Celta donde asistió a Luis Suárez para abrir el marcador, en enero se volvió a abrir la opción de Osasuna. Durante todo el verano había estado tras sus pasos y el regreso de Caio Henrique iba a conllevar su salida al club rojillo. Pero finalmente el brasileño se marchó traspasado al Mónaco y la cesión de Manu se congeló. Eso sí, en cuanto pudo, Osasuna volvió a llamar a su puerta, a la segunda con éxito. Y, pese a que le costó entrar, Manu Sánchez es cada vez más importante para Jagoba Arrasate. Aunque ha ido alternando el puesto con Juan Cruz, con quien también se ha mostrado complementario, su buen hacer le ha llevado a tener un gran protagonismo en las últimas semanas, donde además han llegado las asistencias.

En la jornada 22, Manu Sánchez puso el centro que convirtió Calleri en el primer gol ante el Eibar (2-1) en una victoria que ya iba dejando claro que los rojillos no querían verse involucrados a final de temporada en la lucha por el descenso. Y en este abril se ha podido ver la mejor versión del jugador de 20 años. Un pase de gol a Moncayola en la victoria contra el Villarreal (1-2) y otro para que Kike Barja abriese el marcador ante el Elche (2-0). Tres asistencias claves para acabar ganando partidos que permiten que Osasuna afronte el final de temporada con mucha calma.

El pasado fin de semana Manu Sánchez volvió al banquillo ante el Celta, pero su entrada en el descanso sirvió para dar mordiente a los rojillos en busca de la remontada. El próximo sábado visita Valdebebas para su primer ‘derbi’ contra el primer equipo del Real Madrid, donde una victoria echaría también un cable a su Atleti. Con 915 minutos en sus piernas en Osasuna, Manu Sánchez está aprovechando a la perfección su cesión para ir ganando tablas en la máxima categoría.