REAL ZARAGOZA

Francho: “Estar 16 días en casa no ayudan y poco a poco intento recuperar mi mejor nivel”

El canterano, que ya ha disputado seis encuentros tras superar el COVID, es optimista de cara al partido contra el Sporting: “Vamos a sumar los tres puntos y podremos estar más tranquilos”.

Zaragoza
Francho Serrano, junto a Jair, durante un entrenamiento.
ALFONSO REYES

Francho Serrano ya suma 25 partidos en Liga en su primera temporada en el fútbol profesional, seis de ellos tras superar el COVID-19: “Estar 16 días en casa no ayudan a nadie. Al principio sí que me costó volver al estado en el que estaba antes de la cuarentena, pero poco a poco voy recuperándome e intentando coger mi mejor nivel”. El mediocentro también asegura que JIM transmite mucha confianza a los canteranos y espera que el equipo siga siendo fuerte en La Romareda, empezando por el partido de este viernes frente al Sporting: “Debemos sacar los tres puntos como sea para salir de abajo cuanto antes y estar lo más tranquilos posibles al final de temporada”.

—¿Ha vuelto un poco la angustia al vestuario tras la derrota del pasado viernes?

—No. El Girona es un rival que tiene grandes jugadores y sabíamos que era un partido en el que a lo mejor podíamos pinchar. La verdad es que estamos tranquilos. Al final no hemos mantenido esa ventaja con el descenso ni la hemos podido ampliar, pero estamos tranquilos porque el viernes vamos a ir a ganar, vamos a conseguir los tres puntos y vamos a poder estar más tranquilos todavía.

—El equipo parece haber encontrado su seña de identidad. ¿Están convencidos de poder lograr el objetivo con esas armas?

—Sí, ahora estamos en un momento bueno, aunque el otro día perdiésemos. Fue un bache dentro de una buena racha. Estamos muy unidos y tenemos las ideas muy claras y eso nos ha hecho ganar muchos partidos y no perder casi ningún punto. Y ahora eso es lo importante, sumar puntos para salir de abajo cuanto antes.

—¿Cuántos puntos? ¿Hace cuentas?

—Yo no porque cada partido es un mundo y puedes pensar que un rival es más asequible que otro, pero la Segunda ya sabemos todos cómo es y por ejemplo el Castellón le gana al Mallorca o nosotros al Almería, que quieras o no son sorpresas. Debemos ir partido a partido, atacar las debilidades del rival y sacar a relucir nuestras virtudes. Yo, personalmente, pienso en el siguiente partido y en ir a ganarlo.

—El Sporting está luchando por el playoff y también necesita los puntos. ¿Qué partido esperan?

—Ellos también tienen esa angustia de que deben sumar de tres, pero eso no nos tiene que afectar ni darnos miedo que estén ahí arriba porque además nosotros en La Romareda estamos muy fuertes últimamente. Tiene que seguir siendo así y debemos sacar los tres puntos como sea para salir de abajo cuanto antes y estar lo más tranquilos posibles al final de temporada.

—¿A nivel individual cómo se encuentra tras superar el coronavirus?

—Estuve 16 días en mi casa y eso no ayuda a nadie. Al principio sí que me costó volver al estado en el que estaba antes de la cuarentena, pero poco a poco voy recuperándome e intentando coger mi mejor nivel y aportar al equipo lo máximo posible.

—Ya ha disputado 25 partidos de Liga esta temporada. ¿Se lo imaginaba allá por el mes de septiembre?

—Para nada. Yo pensaba que algún día me iba a llegar la oportunidad y si no era en Liga, a lo mejor en un partido de Copa. Si me hubiesen preguntado que si ponía la mano en el fuego por que iba a jugar tantos partidos, ni mucho menos. Estoy muy agradecido y muy contento por haber tenido tantas oportunidades y ojalá que sean muchísimas más.

—Francés no jugó el otro día por Peybernes y a Iván Azón parece que no le llega esa oportunidad en el once titular. ¿Qué tal la relación de JIM con los canteranos?

—Nos transmite la máxima confianza. Al final es el míster el que decide quién juega cada partido y si decide que en vez de Francés tienen que jugar Peybernes y Jair o que juegue el Toro en lugar de Azón o Alegría será porque él piensa que es el que puede aportar más en cada momento del partido. Yo no tengo ninguna queja hacia él, al revés, nos transmite mucha confianza y nos da pie a que en cualquier momento debemos estar preparados para aprovechar nuestras oportunidades.