REAL VALLADOLID

Sergio González: "Tenemos que lograr la victoria sí o sí" en Elche

El técnico del Real Valladolid se mostró muy concienciado de la importancia del partido del Martínez Valero y anunció una baja inesperada.

Sergio González: "Tenemos que lograr la victoria sí o sí" en Elche
PHOTOGENIC/PABLO REQUEJO

Después de los resultados de este fin de semana el Real Valladolid se ve en puestos de descenso. ¿Esa cuestión mete más presión, si cabe, para el encuentro ante el Elche?

Nosotros tenemos que sumar puntos, con 27 no te salvas, tenemos que fijarnos en nuestro camino, y después que los demás hagan los menos puntos posibles, pero lo que nosotros no hagamos los demás no lo van a hacer. Estamos focalizados en lo que podemos hacer. ¿Qué podemos hacer? Ir a Elche, hacer un gran partido y conseguir una victoria. Estamos focalizados en eso. Tenemos que aislarnos, estar fuertes de mente y focalizarnos en lo que podemos hacer nosotros que es ganar en Elche.

¿Piensa que el partido ante el Elche es el más importante de la temporada?

Podemos calificarlo como queraís. Como final, como el más importante, como vital, pero no por decirlo más veces va a parecer que lo sea más. Todos somos conscientes de la importancia que tiene cada partido. El de Elche es el más importante porque es el primero que tenemos y va a haber muchos más importantes. Es verdad que tenemos que estar focalizados en él, en lo que podemos hacer, entendiendo que es un partido muy importante, trascendental, final, que puede marcar un antes y un después. Tenemos que hacer un gran partido y conseguir la victoria sí o sí porque puede marcar el devenir de lo que puede ser la competición pese a que luego van a quedar otras siete finales.

¿Cómo puede mejorar el equipo con respecto al encuentro ante el Granada?

Del partido ante el Granada, más que no tener las ideas claras creo que a partir de su gol anulado ellos se cargaron de energía y nosotros nos fuímos del partido. Hasta ese momento tenemos la transición de Marcos que no decide bien, el balón al palo de Kodro, que si entra, estaríamos todos tranquilos, pero es una moneda al aire. Si es verdad que el gol anulado a ellos les da un chute de energía y a nosotros nos creó una sensación de angustia de la que no supimos salir. Estamos trabajándolo. Al final es meterte en la cabeza de los futbolistas, hacerles entender que lo que pasa del 1 al 15 puede pasar del 75 al 90 y que tenemos que poner un poco más de nuestra parte porque no nos está funcionando lo que estamos trabajando en esos minutos finales. Puede ser por lo acumulado, lo que nos está sucediendo. Es difícil gestionarlo, tenemos que dar un paso adelante, pero tenemos que hacerlo y más en este tipo de situaciones. Estamos en un momento trascendental en el que todos los minipartidos son importantes y hay que saber leerlos bien tanto con balón, como sin balón. Tenemos un déficit con los equipos que están luchando con nosotros por el mismo objetivo: Alavés, Huesca, Eibar, con el Elche empatamos en casa, tenemos que saber que es un partido importante y por reivindicarnos. Nos ha faltado algo de rebeldía, de concentración, de físico, de entender los partidos contra esos rivales que luchan con nosotros. Este año no hemos sabido solventar esa papeleta, cuando en años anteriores era la base que nos daba la permanencia.

¿Cómo está el parte de bajas?

Tenemos la de El Yamiq, la de Raúl ya la conoceís, recuperamos a todos los demás: Jota, Míchel, Fede, Joaquín, aunque hizo la primera sesión de entrenamiento ayer, hoy ha hecho la segunda, y todos los demás están en proceso de empezar a ponerse a nivel competitivo. Además, tenemos la baja de Shon Weissman, que aún tiene molestias muy fuertes del partido de la selección, se le ha complicado un poco el golpe que recibió en el tobillo, cada vez que golepaba veía las estrellas y hemos decidido que descansara estos días para que el sábado esté sí o sí para el partido ante el Cádiz, para que esté sin dolor, porque cada vez que golpeaba se pasaba cojeando cuatro o cinco minutos porque le impedía hacer su trabajo.

¿Joaquín está para ser titular?

Estamos en ello, él tiene muy buena predisposición. Su actitud siempre es encomiable y piensa en dar todo por el equipo, pero está llevando su proceso. Ayer hizo media sesión, hoy una sesión completa, mañana veremos. Lo que tenemos claro es que de su parte lo va a dar todo para que podamos contar con él.

¿Cómo está Kiko Olivas?

Kiko tiene el alta médica y el alta competitiva y sólo falta que nosotros encontremos con él el momento en el que reaparezca y poder darle esos minutos que le den esa confianza para seguir su evolución. Él ya puede entrar en lista, entendiendo los procesos para que pueda ir mejorando. No podemos precipitarnos, pero sin parar.

¿El partido de Elche es más de jugadores o de entrenadores?

Yo creo que es un partido de todos. Primero hay que acertar en el planteamiento, meterte en la cabeza de los futbolistas, hacerles ver que hay que ganar el partido, pero durante el mismo, no hace falta que sea en avalanchas, sino que tienes que ir gestionándolo, trabajándolo, tienes que ser mejor que ellos y, paulatinamente, si estás bien será mejor que ellos y los futbolistas tienen mucho que decir porque son los protagonistas principales, los que realmente ejecutan y, al final, tienen la capacidad para ejecutar un pase, una definición, meter un gol o defenderlo, es un partido para todos. Es parecido a aquel partido del Girona, estoy de acuerdo.

¿Tiene la sensación de que Escribá dejó el partido de Osasuna como un trámite encomendándose al duelo del miércoles?

Sería meterme en la cabeza de Escribá. Yo estoy seguro de que intentó sacar en Pamplona el equipo que creyó más oportuno para poder conseguir la victoria, pero está claro que de reojo estaba mirándonos a nosotros porque, al final, Verdú es un futbolista habitual en ellos y no fue de la partida. Eso es cosa de él. Tengo una buena relación con él. Seguro que va a intentar poner el mejor equipo posible. Nosotros somos el termómetro en el que se miden los equipos de abajo para saber el objetivo por el que van a pelear. Nuestro partido los rivales lo focalizan en rojo como referencia. Tenemos que convivir con ello.

¿Qué es lo más le preocupa del Elche?

Aquí ya lo vimos. Equipo que usa muchísimo las bandas, muy abiertas, muy punzantes, muy profundas. Los dos puntas hacen de boya, de referencia, Boyé, sobre todo, técnicamente buen elemento, futbolista que es referente para ellos, dos pivotes que recorren muchos kilómetros, que trabajan muy bien, muy dinámicos, laterales que se incorporan bien al ataque y balón parado. Sabemos lo que tenemos que hacer para hacerles daño y lo que tenemos que hacer para que ellos no nos lo hagan.

Van a jugarse la permanencia en 32 días, con ocho partidos, ¿va a gestionar la plantilla como el año pasado tras el confinamiento?

Sí, la idea es esa. Son ciclos hermanos. Vamos a jugar cuatro partidos ahora cada tres días, a un nivel altísimo, con desgaste, con la tensión, intentaremos equilibrar y sacar en cada partido el mejor equipo. Hemos vuelto a transmitir a los futbolistas que todos van a ser importantes, que todos tendrán su cuota de protagonismo. Lo más importante es que cada uno que juegue lo aproveche en beneficio del equipo, ahora mismo el objetivo principal es la salvación y todos tenemos que empujar.

¿Cuál es su opinión sobre la SuperLiga?

De esto, paso palabra. No nos incumbe. Es cosa de altas esferas.