PRIMERA IBERDROLA

Irene Oguiza, con el nuevo bastón de mando del Athletic

La centrocampista de 21 años está instalada en el centro del campo rojiblanco desde el mes de enero. Marcó dos goles al Eibar la pasada jornada.

Irene Oguiza, nuevo bastón de mando del Athletic
LaLiga.

Con 21 años y nueve titularidades desde el mes de enero, Irene Oguiza (Durango, 05/01/2000) emerge con un nuevo bastón de mando en el Athletic. Como el famoso complemento de las autoridades, la centrocampista duranguesa demuestra una gran relevancia en el centro del campo rojiblanco partido tras partido. Tras romperse el ligamento cruzado en su primer partido como titular el pasado 2020, Oguiza se ha instalado en el once inicial de Iraia Iturregi y promete convertirse en una jugadora dominante y determinante.

"Es un placer marcar goles con esta camiseta y acumular minutos con el equipo me hace mucha ilusión", afirma la joven futbolista ante las cámaras del club de Bilbao. Con el 25 a la espalda, la duranguesa se ha hecho un hueco fijo en el medio campo de las leonas desde que jugase sus primeros minutos a las órdenes de Iraia Iturregi en el primer equipo el pasado 23 de enero, ante el Santa Teresa.

No eran, sin embargo, los de su debut, que también fue en enero, pero de 2020. La duranguesa se estrenó a las órdenes del entonces entrenador Ángel Villacampa en un encuentro ante el Madrid CFF. Después de aquello, su proyección se vio cortada de forma fulminante.

Fue en Abegondo, ante el Deportivo, en su primera titularidad con el primer equipo del Athletic: Irene Oguiza, con su familia en el campo, se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. "Mi debut en Madrid fue un sueño cumplido. A los dos partidos, en A Coruña, soy titular y todo se corta con la lesión. Mis padres y mi hermano estaban en la grada y al terminar el encuentro tuve la oportunidad de tranquilizarles porque estaban más nerviosos que yo", cuenta.

A la centrocampista rojiblanca la operaron un 5 de marzo y después, el confinamiento. "Los primeros meses no pude hacer mucho, tratar las heridas. Fue una situación mala para todos, pero lo llevé bien", relata la duranguesa a las cámaras del club.

Irene Oguiza ha pasado del B, donde también coincidió con Iraia Iturregi, al primer equipo rojiblanco y lo ha hecho para asentarse gracias a su inteligencia, entereza y dominio en el centro del campo. Con casi 1'80 metros de altura, se desenvuelve con gran sutileza en el medio, donde recupera, pasa y ordena.

Desde su 'reestreno' en el mes de enero ha disputado más de 700 minutos, siendo titular en 9 de los diez partidos que ha jugado. Además, ha marcado cinco goles, dos de ellos al Eibar, tras aprovechar dos acciones a balón parado. Muchas pruebas y pocas dudas: Oguiza ha llegado para quedarse.