CELTA

Aarón: "No nos conformamos con la salvación, miramos arriba"

El lateral admite que ya han conseguido virtualmente la permanencia y se marca como objetivo meterse en Europa. Su deseo es continuar en Vigo.

Aarón Martín conduce el balón en presencia de Pellistri durante el partido disputado contra el Alavés
AFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

Lleva más de tres meses en Vigo. ¿Cómo está siendo la adaptación al equipo y a la ciudad?

Pues me he adaptado antes de lo que yo pensaba. Los compañeros y el cuerpo técnico me han ayudado muchísimo y me he adaptado rápido. Me siento muy cómodo en los entrenamientos y en el terreno de juego. Luego, la ciudad es muy bonita. Cuando llegué en el primer mes y medio no paró de llover, pero ya me dijeron que no es lo habitual (risas).

¿Qué tipo de vestuario se encontró?

Yo ya sabía antes de llegar que era un grupo de muy buenas personas. Todos me ayudaron un montón. Veo al equipo muy bien en ese aspecto y eso es algo que también se refleja en el campo.

¿Cuándo contacta con usted el Celta por primera vez?

Ahora mismo no te sabría decir el día exacto, pero fue dos o tres semanas antes de que empezara el mercado de invierno. O quizás un pelín antes.

¿Cómo fue el proceso de la negociación?

Cuando el Celta llamó a mi agente, no me lo pensé dos veces. Es un gran club y quise venir aquí lo antes posible. El Mainz también me lo puso bastante fácil, así que no hubo mucho problema.

El caso Olaza le salpicó indirectamente. ¿Cómo lo vivió?

Al final yo no tenía ni idea de nada. Vine y me encontré directamente con el problema que había. Fue un poco incómodo por la situación de un compañero, que no fue lo mejor que podía haber pasado, pero lo que puedo decir es que no sabía nada. Me encontré con el problema cuando llegué y todos los compañeros intentamos ayudarle de la mejor manera posible.

¿No le dijeron que le fichaban para cubrir la baja de Olaza?

No, no. En este caso, me dijeron que necesitaban un lateral para competir la titularidad con Olaza, no sabía nada de lo que podía pasar.

¿A qué nivel se encuentra ahora que ya se ha asentado en el once?

No te podría decir un porcentaje, pero me encuentro bien. Cada vez estoy mejor, aunque me falta un pelín más para llegar a mi nivel óptimo.

¿El partido contra el Sevilla es la última bala para ir a Europa?

Tenemos que ir paso a paso. Tenemos cerca ya la salvación y a partir de ahí hay que mirar hacia nosotros mismos e ir a por más. El partido del lunes es muy importante y tenemos que salir a por los tres puntos.

Hablar de permanencia a estas alturas queda un poco anticuado, ¿no cree?

Matemáticamente no estamos salvados, pero es cierto que virtualmente podemos decir que estamos ya casi salvados. Hay que mirar más arriba porque tenemos equipo y podemos competir por estar más arriba. No tenemos que conformarnos con esto y hay que luchar por estar más arriba. No nos vamos a conformar con lo que hemos logrado.

¿Cómo ven la opción de llegar a Europa?

Tenemos partidos complicados contra rivales fuertes, pero veo bien al equipo, estamos con confianza y podemos pelear por más.

¿Usted sabe dónde va a jugar la próxima temporada?

Ahora mismo no sé decirte dónde. Ojalá sea aquí. Hasta ahora no me han dicho nada, pero mi mentalidad está puesta aquí y si el Celta quiere que esté aquí el año que viene, yo haré todo lo posible por continuar.

¿Incluso cedido?

Sí, buscar la solución que se pueda. Si tiene que ser así, así será. Hay que buscar una solución.

¿Cómo fue su experiencia en Alemania?

El primer año fue muy bueno del equipo. El segundo ya fue un poco más complicado y este también fue bastante malo, por eso tomé esa decisión de salir. Necesitaba volver a España.

¿Echaba de menos el estilo de vida?

Sí, sobre todo eso. Es totalmente diferente, allí a partir de las tres y media ya no hay vida en la calle. Es todo muy distinto, no tiene nada que ver.

¿Cuál es su postura en lo sucedido con Diakhaby?

Hemos estado atentos, pero no sé lo que pasó en el campo. Lo que sí te puedo decir es que no puede haber racismo ni en el fútbol ni en la sociedad. Somos un reflejo para la gente y tenemos que ser los primeros en tener respeto a toda la población del mundo. Nunca se deberían dar estos casos. Tiene que haber el máximo respeto a toda la gente, esto nunca se debe llegar a ver.

Otro caso parecido fue el de Misa, la jugadora del Real Madrid que recibió insultos machistas.

Otro caso igual que nunca debería pasar y más a estas alturas que estamos. Estoy en contra de toda esta gente que hace ese tipo de comentarios. Tiene que haber respeto a todas las mujeres y a todas las personas de color.