MÁLAGA

Pellicer decreta el 'prohibido relajarse' en el Málaga

El técnico aprieta para que su equipo, con 45 puntos y 11 de renta sobre el descenso, mantenga la intensidad competitiva hasta el final y pelee por acabar lo más arriba posible.

Pellicer decreta el 'prohibido relajarse' en el Málaga
Pedro Agrelo DIARIO AS

El Málaga camina con paso firme y desahogado. Sus 45 puntos en 33 jornadas le tienen en una posición muy tranquila y le reportan un colchón de 11 puntos sobre el descenso. El objetivo inicial de 50 puntos está a sólo cinco cuando restan aún 27 por jugarse. Está muy próxima la ansiada permanencia en una temporada que empezó bajo una tremenda tempestad en La Rosaleda y con un ERE que afectó a cerca de una decena de jugadores.

Pellicer apela una y otra vez a la ambición y trata de evitar a toda costa que la plantilla pueda caer en el conformismo cuando ya toca con los dedos el objetivo. Queda prohibido relajarse. La salvación está a un paso y los puestos de playoff se divisan a una distancia relativamente lejana: siete puntos. “Lo que queremos hacer es ganar los partidos y acercarnos a las posiciones de arriba. La historia del Málaga lo exige. Pero lo primero es certificar el objetivo y después ser ambiciosos”, afirmaba el técnico malaguista tras el 0-1 logrado en Lugo.

Los optimistas más incondicionales no descartan nada. El vestuario tampoco. Pellicer quiere que sus futbolistas mantengan el listón y la intensidad competitiva intacta hasta el último partido del campeonato.

El Málaga se marca como propósito poner una buena guinda a una temporada brillante. El equipo partía con la plantilla más barata y con el Salario Liga más bajo de los 42 clubes que componen el fútbol profesional (Primera y Segunda). El buen trabajo en los despachos de la dirección deportiva y el excelente rendimiento mostrado por el equipo han servido para alejar los fantasmas y la zona baja de la tabla con muchas jornadas de antelación.