Real Madrid RMA
3
Vinicius Junior 26', 64', Marco Asensio 35'
Liverpool LIV
1
Salah 50'
Final

CUARTOS (IDA) | REAL MADRID - LIVERPOOL

Dos colosos sin defensas

Un Madrid al alza y un Liverpool a la baja reúnen 19 copas de Europa en Valdebebas. Varane, con COVID, última víctima de la maldición de los centrales del duelo.

0
Los jugadores del Madrid, durante su último entrenamiento antes de enfrentarse al Liverpool.
Realmadrid.com

De los once que puso Jürgen Klopp en la final de Kiev de hace tres años, última baliza de los Madrid-Liverpool, nueve continúan en la plantilla 'red'. De los once que alineó Zidane aquella noche, también siguen nueve en el Madrid. Y si ambos técnicos tuvieran sanos a todos, 15 de 22 (ocho en el Liverpool y siete en el Madrid) serían titulares esta noche (sigue el partido en directo en AS.com). Así que desde aquel partido han pasado muchas cosas y cambiado pocas. Allí se inició un declive lento del mejor equipo blanco en sesenta años y un despegue del mejor Liverpool en cuarenta. Ahora los dos parecen peores que entonces, porque al Madrid se le fueron los cincuenta goles de Cristiano y al Liverpool se le ha evaporado su defensa esta temporada. También por ahí, sin Ramos ni Varane, baja de última hora, se duele el Madrid. Con todo, 19 copas de Europa se exhiben hoy en Valdebebas en un clásico preclásico.

Hace un año el Madrid se hubiese sentido aterrado por el emparejamiento. Ahora lo acoge con alivio. Van Dijk, el central 'red' de referencia, se rompió el cruzado en octubre; Joe Gómez, el tendón rotuliano en noviembre; y Matip, el tercer hombre, los ligamentos del tobillo en enero. Así que en Valdebebas el Liverpool se protegerá con Nathaniel Phillips, un canterano que el año pasado estuvo cedido en el Stuttgart y que era un cero a la izquierda en septiembre, y con Kabak, un turco de 21 años cedido por el Schalke.

Esa acumulación de desdichas en defensa acabó extendiéndose al resto de un equipo golpeadísimo, como el Madrid, por las lesiones. El curso pasado, a estas alturas, era líder de la Premier con 20 puntos de ventaja sobre el City. Ahora es sexto, a 22 puntos del equipo de Guardiola y a 34 de los que llevaba en la pasada Liga.

Salah no levanta el pie

Salah es de las pocas piezas que han sorteado la crisis. Suma 26 goles, tres más que en todo el año pasado, pero Mané y Firmino están lejos de sí mismos. El brasileño volvió ante el Arsenal después de perderse tres partidos y se ve cada vez más amenazado por exatlético Diogo Jota. El portugués, que costó 44 millones, lleva 12 goles en 22 partidos. No puede hablarse tan bien del otro gran refuerzo, Thiago, que entre lesiones y COVID apenas ha disputado 22 partidos sin goles ni asistencias. Apunta a titular el portugués, más afilado que Firmino, y a suplente el exazulgrana. Con Henderson KO, Keita le ha cogido ventaja.

Diogo Jota marca el tercer gol del Liverpool ante el Arsenal el pasado sábado.

El Liverpool suma seis derrotas en los últimos once encuentros y lleva siete jornadas fuera de zona Champions. Perdió la Community Shield con el Arsenal, que también le echó de la Copa de la Liga. En la FA Cup le liquidó el United. Y en Liga no ha podido con el City. La Champions es su salida de emergencia. Y Klopp, su garantía. "Mi gran virtud es que mantengo la calma donde el 90% del resto la pierde", suele decir. Es el momento de probarlo.

General Benzema

Al Madrid le llega el duelo en mejor momento. Once partidos sin perder y sólo seis goles encajados le contemplan. Es su mejor racha y también la de Benzema. Una cosa y la otra van ligadas. El francés lleva siete partidos seguidos marcando (nueve goles) y no ha pasado más de tres sin hacerlo. Ahora conjuga genialidad con regularidad. Así que el Madrid ha quedado en él y diez más, probablemente agrupados en el 4-3-3 clásico de Zidane. Cuatro veces ha salido de inicio con tres centrales, pero sin Ramos ni Varane, cuyo positivo por COVID se conoció este martes, difícilmente recurrirá a ello. La baja del capitán es grave en Europa. El Madrid ha perdido sin él el 70% de los partidos europeos desde esa final de Kiev. En las competiciones domésticas, el porcentaje baja al 22%.

Hazard, Benzema y Varane, durante el entrenamiento de este lunes en Valdebebas.

Todo apunta, pues, a un Madrid clásico, con sus tres tenores en el centro del campo (Modric lleva una paliza de 46 partidos) y, quizá, con Asensio (tres goles en los tres últimos partidos) y Vinicius arriba junto a Benzema. La pareja vive su mejor momento y Valverde, que podría quitarles la plaza, sale de una lesión aunque entró en la lista (no así Hazard).

Todos los registros previos en la competición son favorables a los blancos: más goles, más tiros, más posesión, menos disparos recibidos y un mejor juego en corto. Y existe la convicción de que si el Madrid le baja las pulsaciones a la eliminatoria tendrá el trabajo medio hecho. Pero si se apunta al ritmo de rock del Liverpool bailará hacia el abismo.