CUARTOS (IDA) | REAL MADRID - LIVERPOOL

Gerrard intentó 'robar' al Madrid el fichaje de Kroos

En 2014, el capitán de los 'reds' contactó con el alemán para que escogiera al Liverpool. "Me lo pidió el club, pero Toni no me hizo caso", desvela la leyenda en su autobiografía.

Gerrard intentó 'robar' al
Madrid el fichaje de Kroos

Imagine usted ser Steven Gerrard y que además de ser el capitanísimo del Liverpool también te toca en tus ratos libres ser un intermediario de fichajes. Ese era el pluriempleo no oficial que tenía el mítico mediocentro red cuando allá por 2014 su club quiso arrebatarle al Real Madrid el fichaje de un Toni Kroos que deseaba dejar el Bayern. O más bien, a Gerrard le tocó el papel de convencerle de que en Anfield estaría mucho mejor que el Bernabéu. Lo intentó, de Steve a Toni.

“Dios solo ayuda a los que lo intentan, así que aunque me parecía una cosa ridícula, lo intenté”, escribió en primera persona el propio Gerrard. Todo lo relata el ahora entrenador del Glasgow Rangers (y que en Liverpool ven como futuro heredero de Klopp) en la nueva versión de su autobiografía (‘My Story’). En ella, además de los dos consabidos intentos del Madrid por ficharle, narra este curioso acercamiento a la estrella alemana antes del Mundial de Brasil. Y también el que hizo con Willian, que eligió al final el Chelsea.

“Yo tenía una especie de papel no oficial en el club, el de persuadir a grandes futbolistas de que se vinieran al Liverool. Nuestro gran objetivo para 2014 era demasiado optimista. Brendan Rodgers (el entonces entrenador del Liverpool) quería a Kroos y me pidió que le llamara”. Su aval, ser leyenda mundial. “El Liverpool pensó que una oferta tendría mucho más impacto si venía también de mi mano, por eso me lo pidieron”.

En noviembre de 2014 Gerrard visitó el Bernabéu por última vez.

Gerrard no ahorra detalles al relatar cómo le fue la gestión. “Yo sabía que el Madrid estaba a punto de hacer una oferta al Bayern, así que me sentí un poco incómodo cuando mandé un mensaje a Kroos. Toni fue muy respetuoso y no me hizo parecer un auténtico idiota, porque poco después firmó por el Madrid”. La cosa no fue más lejos. “No me hizo caso, todo quedó en unos bonito intercambio de mensajes y le deseé buena suerte”.

Gerrard ni siquiera pudo jugar la baza de ser una especie de ídolo para Kroos. Lo demuestra que la historia tiene una segunda parte y hasta un posible epílogo. En 2017, a Kroos le preguntaron en una entrevista con aficionados por tres leyendas del oficio y cuál le gustaba más. ¿Lampard, Gerrard o Scholes? “Me quedo con Scholes”, aseveró el madridista. Si Gerrard se enteró y volvió a agarrar el móvil para mandarle un mensaje, solo lo saben ellos...

No le ficharon y tuvieron que sufrirle

La cuestión pasó de transitar de intento de fichaje fallido, cuando el Liverpool no pudo hacerse con Kroos, a encima tener que presenciar de cerca la maestría del jugador germano. Tres veces y en todas Kroos les tomó la medida. No hubo que esperar mucho. Apenas meses después de la intentona infructuosa emprendida por Gerrard, el 22 de octubre de 2014 el nuevo fichaje madridista visitó Anfield y poco menos que dijo con su actuación This is Toni Kroos. Con Gerrard portando sempiterno el brazalete de los reds, el campeón alemán pasó junto a Modric como unos aviones en un 0-3 en el templo del Liverpool que pasó a la historia. Una oda al fútbol.

Aquello fue en la fase de grupos. Kroos fue arquitecto en el partido del Bernabéu (1-0) y cuatro años después, la final de Kiev. La Decimotercera. En esa no estuvo Gerrard, pero seguro que volvió a acordarse de aquella pequeña misión para fichar a Kroos en 2014. La historia podría haber sido muy diferente.