FINAL COPA (2020) | ATHLETIC-REAL SOCIEDAD

Graves disturbios en Bilbao antes de la final: una joven, hospitalizada

Cientos de jóvenes se concentraron en Poza sin medidas de seguridad, la Ertzaintza tuvo que actuar con cargas y una joven fue trasladada al hospital. Hay otros dos heridos más.

Como estaba previsto, la calle Licenciado Poza de Bilbao, una de las que más bares y restaurantes tiene en la capital vizcaína, y muy cerca del estadio de San Mamés, sirvió en las horas previas al arranque de la final de Copa (la de 2020) para que cientos de jóvenes aficionados, vestidos de rojiblanco, abarrotasen sus aceras y su pavimento en la previa de la final ante la Real Sociedad. Las arterias adyacentes como María Díaz de Haro y Doctor Areilza también presentaban un gran ambiente, que se fue desfasado conforme llega más gente. Hasta el punto que por lanzamiento de una botella una joven ha sido trasladada al Hospital de Basurto. Además, el portavoz del gobierno vasco informó de otros dos heridos.

Ante la pandemia que azota Euskadi, varias dotaciones de la Ertzaintza están apostadas en las inmediaciones tomando posiciones, han tenido que intervenir, con cargas, ya que con el paso de las horas se fue acumulando demasiada gente, sin medidas de seguridad por la COVID-19. Se han producido las primeras cargas ante la negativa de que se dispersara la gente y las sirenas se escuchaban por todo el centro de Bilbao, con algunos cruces de contenedores. Se han quemado algunas bengalas y lanzado petardos. En San Sebastián también hubo aglomeraciones en la Parte Vieja, pero sin incidentes.

En cambio, en el Casco Viejo, el ambiente ha resultado mucho más tranquilo, respetando las medidas de seguridad. A las 20 h. han cerrado los bares en toda Euskadi por protocolo, aunque ya se desmadró la situación, como pasó en la despedida del equipo de Marcelino García Toral en Lezama antes de viajar a Sevilla. 

Zupiria: "Creo que son tres heridos con heridas leves y no de la actuación policial"

Bingen Zupiria, portavoz del gobierno vasco, habló en "El Larguero" tras los incidentes que se vivieron este sábado en Bilbao.

Altercados: "La Ertzaintza ha actuado como respuesta a comportamientos violentos y ataques a los cuerpos de seguridad donde la gente estaba aglomerada. Eran como reacción a las agresiones que estaban recibiendo. En todo este tipo de concentraciones hay dispositivos policiales para hacer frente a las situaciones que se puedan producir".

Se lo esperaban: "No, no esperábamos estas reacciones que hemos visto en Bilbao. Son reacciones fascistas de personas que han tomado alcohol. Debe ser cuestionado permanentemente".

Dispositivo preparado era escaso: "Tampoco se trata que la policía entre a impedir una concentración en el centro de Bilbao. Hay un Real Decreto que impide la concentración de personas. Hace un año estábamos todos confinados en casa, hoy afortunadamente no estamos en esa situación pero tampoco estamos en unas condiciones de total libertad. Se nos pidió en el puente de San José que nos reuniéramos con personas, no gritar, no juntarnos para evitar la propagación de la enfermedad. Todos tenemos una responsabilidad. Lo de hoy es inevitable si no apelamos a nuestra propia responsabilidad o salvo que vayamos a un estado dictatorial".

Otra final en dos semanas: "Lo tremendo es que en toda Europa tenemos semanas y probablemente meses en los que vamos a tener que actuar con cuidado. Tiene que haber un compromiso ciudadano".

Heridos: "Creo que son tres heridos con heridas leves y no de la actuación policial".

Evitar que la gente se agolpe cuando llegue el equipo: "No hay prevista ninguna celebración. Existirá el dispositivo policial que tenga que haber".

Comunicados de condena

El lehendakari, Iñigo Urkullu, criticó este sábado "el comportamiento denigrante" antes de la final de la Copa del Rey entre el Athletic Club y la Real Sociedad "por parte de sectores de jóvenes mayoritariamente" en las calles de Bilbao y San Sebastián, unos reproches a los que se sumó el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto.

En un comentario en una red social, el lehendakari aseguró: "Pensando en el sufrimiento padecido por culpa de la pandemia, ni como aficionado al deporte, ni como ciudadano vasco me salen las palabras ante las muestras de incivismo, de insolidaridad, de irresponsabilidad, a las que ya veníamos y estamos asistiendo".

Urkullu se "duele, también, por la falta de sentimiento honesto para con la letra de los himnos de Athletic Club y Real Sociedad por parte de todas las personas que, atentando contra la salud pública y contra quien como la Ertzaintza tan solo pretende mantener un orden en el cumplimiento de las medidas en beneficio común, desprecian la grandeza que sí debería ser expuesta como hecho diferencial".

De la misma forma se expresó el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, que pidió "un poco de cordura" a los "energúmenos" que están montando incidentes antes de la final. "No representáis los valores de nuestro Athletic ni de nuestra ciudad. Por favor, un poco de cordura y dejadnos disfrutad en paz", señaló el alcalde.