CLASIFICACIÓN MUNDIAL QATAR

Alemania toca fondo

La derrota contra Macedonia del Norte ha acabado con el crédito de Löw. Los medios del país teutón le sitúan como el culpable.

Löw, seleccionador de Alemania.
Pool

La debacle de Sevilla parecía superada, pero Alemania, cuatro meses después, volvió a tocar fondo. La derrota por 1-2 frente a la modesta selección de Macedonia del Norte supuso un nuevo varapalo al último proyecto al frente de la Mannschaft de un Joachim Löw que, a pesar de haber anunciado su dimisión para después de la Eurocopa en verano, ha perdido todo el crédito que le quedaba en el país de la cuatro veces campeona del mundo. El diario Bild, incluso, pidió el cese inmediato del seleccionador, pero todo apunta a que Löw haga frente al enésimo traumatismo que sufre Alemania bajo su mandato.

Aun así, el míster se mostró con ganas de revertir la situación a dos meses de la EURO. "En ningún caso debemos perder la fe en la fuerza del equipo", dijo el seleccionador nada más sufrir una de las derrotas más dolorosas en 15 años ocupando el banquillo alemán. "Vamos a reflexionar mucho durante los próximos días y volveremos a valorar la situación cuando hayan pasado algunas semanas", concluyó. Son palabras que, en absoluto, generan confianza en una afición maltratada después de los numerosos fracasos de una selección que, según la mayoría en la República Federal, debería ser un equipo mucho más fiable.

La culpa es de Löw. Es lo que se palpa en Alemania, sobre todo teniendo en cuenta la firme postura del seleccionador en cuanto a jugadores como Thomas Müller o Mats Hummels, vetados después del fracaso en el Mundial de Rusia (Alemania quedó eliminada en fase de grupos), pero muy añorados tres años después. La generación en torno a "estrellas" como Sané o Gnabry promete, pero, según el rotativo Focus, peca de "arrogancia". Kroos aporta, pero no lidera. Werner tampoco sentencia en el ataque. Dudas sobre dudas. Pero Löw mantiene la sonrisa. A pesar del caos en una Mannschaft que, por naturaleza, no está acostumbrada a perder.