ATHLETIC-REAL SOCIEDAD | COPA DEL REY

Berenguer: "Mis amigos de Osasuna me apoyan"

El extremo navarro llegaba al Athletic y "besado el santo" con la consecución de la Supercopa y "ahora las dos de Copa. Con el trabajo se consigue todo", relata.

0
Berenguer: "Mis amigos de Osasuna me apoyan"
Athletic

"El equipo está tranquilo, entrenando bien, con confianza, estamos superunidos, en el mismo barco", relata Álex Berenguer, que enseñará su dorsal 12 en el extremo derecho de La Cartuja. Sus amigos de Pamplona, aunque fieles de Osasuna, le escudan en su exitosa senda en Bilbao: "Están cerca de mí, aunque no sean del Athletic, piensan en mi bien y contentos de que llegue a dos finales; aunque sean de Osasuna, me apoyan", señala el goleador rojiblanco, pese al pique Tajonar-Lezama enquistado entre clubes por algunos casos sonados.

El extremo navarro no quiere dibujar castillos en el aire si marcase en Sevilla este sábado a pesar de sus 7 tantos en Liga, algunos providenciales. "Que Dios de oiga, no tengo nada preparado, vamos a ir paso a paso", despeja. Un Berenguer que se ha aclimatado en Bilbao perfectamente, tras transitar por Osasuna y Torino como etapas previas: "Desde que llegué me he encontrado muy bien con la ciudad y los compañeros, ya conocía Bilbao. No se puede hacer mucho ahora, espero que poco a poco se vaya pasando y la gente venga al estadio". El extremo navarro ha llegado a Lezama y "besado el santo", reconoce, con la consecución de la Supercopa y "ahora las dos de Copa, con el trabajo se consigue todo", lanza en Radio Bilbao de la SER.

Marcelino García Toral le dosificó al principio, aunque a golpe de goles se ha ganado a pulso el puesto: "Con el cambio entrenador pone lo que ve mejor. Me decía que llegaría mi momento y siempre que me ha puesto a jugar he demostrdo que estoy a buen nival", remata Berenguer. "Ha dado un aire nuevo que necesitábamos todos, nos ha hecho trabajar mucho, y hemos cogido su idea de juego", desliza ante una final ante la Real que se resolverá "en pequeños detalles", lanza cauto y educado.