SEGUNDA DIVISIÓN

El once de la jornada 31 de LaLiga SmartBank

Destacaron Darder (Espanyol) y Pinchi (Fuenlabrada) con dos dobletes. Juan Ibiza (Sabadell) marcó para sacar a su equipo del descenso.

David López y Darder celebran uno de los goles.
ANGEL SANCHEZ DIARIO AS

La trigesimoprimera jornada de LaLiga SmartBank tuvo once protagonistas que a continuación detallamos. Destacaron Darder (Espanyol) y Pinchi (Fuenlabrada) con dos dobletes. Juan Ibiza (Sabadell) marcó para sacar a su equipo del descenso. En la portería Riesgo (Leganés) completó once paradas, siete de ellas desde dentro del área pequeña.

Portero

Riesgo (Leganés)

Cuando tu equipo se queda con un jugador menos en el minuto 16 por expulsión y eres portero, sólo te queda rezar. O quizá no. Riesgo no rezó y no le hizo falta. El meta del Leganés completó once paradas, (siete de ellas en área pequeña) que se dice pronto, para terminar salvando un punto ante el Almería.

Defensas

Bustinza (Leganés)

Tampoco se puede menospreciar el trabajo del capitán del Leganés, en el difícil partido ante el Almería. Bustinza fue un 'segundo portero' sesteando el peligro que llegó a la meta. Tres despejes, un disparo bloqueado y una intercepción, son su carta de presentación en el encuentro ante los andaluces.

Juan Ibiza (Sabadell)

Llegaba necesitado de alegrías el Sabadell, que hasta la jornada pasada era el farolillo rojo de la competición. Condición que dejó de tener tras su victoria ante el Lugo y gracias a un perfecto testarazo de Juan Ibiza, que valió para sumar los tres puntos y salir de los puestos de descenso. Tercer gol del central.

Juanpe (Girona)

El Girona vuelve a meterse de lleno en la lucha por el playoff, tras encadenar dos victorias consecutivas. Ante el Albacete este triunfo llegó de manera agónica, con remontada y con dos goles en el tiempo añadido. Juanpe fue decisivo en este aspecto, al apuntarse la asistencia del primer tanto de Sylla.

Centrocampistas

Darder (Espanyol)

El Espanyol está volviendo a encontrar el ritmo de crucero y vuelve a ser temible. Ante el Castellón tuvo que remontar para lograr la victoria, en un partido en el que destacó por encima de todos Darder. El centrocampista anotó un doblete (su primero desde que es profesional), para lograr el triunfo.

David López (Espanyol)

Además del sensacional partido de Darder ante el Castellón, no podemos obviar el de David López. El centrocampista del equipo catalán se rehizo de un discutible penalti cometido sobre Ortuño, tras un error de Cabrera; y rescató al equipo cuando más perdido estaba, con un gol que puso la igualada momentánea.

Morlanes (Almería)

La tarea de Morlanes no es precisamente la de marcar goles, pero de vez en cuando se desquita. Ante el Leganés, el centrocampista del Almería cedido por el Villarreal, marcó su primer tanto de la temporada. Un gol que a la postre sirvió para sumar un punto, que aleja un poco al Almería del ascenso directo.

Pinchi (Fuenlabrada)

Pinchi hizo el otro doblete, en el partido que cerraba la jornada de Segunda. Ambos tantos fueron de pillo, aprovechándose de dos errores garrafales de Manolo Reina. Además, estuvo muy participativo durante todo el encuentro, provocando un penalti, completando dos disparos más a portería y saliendo victorioso en once de 18 duelos.

Delanteros

Sylla (Girona)

El cartel de Sylla está creciendo en los últimos tiempos. El delantero del Girona marcó ante el Albacete y acumula tres semanas consecutivas viendo puerta. Contra los manchegos su tanto llegó en el tiempo añadido, cuando el partido agonizaba, con un gran remate de cabeza en un espectacular salto, en el que le ganó la partida a Tomeu Nadal.

Ortuño (Albacete)

Si en Girona todo fueron alegrías por la remontada, en el Albacete todo lo contrario. Sin embargo, los manchegos tienen motivos para seguir confiando en la permanencia. Entre ellos, el espectacular estado de forma de Ortuño, que vio puerta ante el Girona y acumula tres goles en los últimos cuatro partidos.

Narváez (Zaragoza)

El Zaragoza se llevó un punto de su visita a Las Gaunas, gracias a un tanto de Narváez. El delantero colombiano vio puerta en la segunda parte con un buen gol que puso la igualada: Zapater centra, y el ariete la engatilla justo antes de que el balón tocara el suelo. Imparable para Rubén Miño.