CLASIFICACIÓN MUNDIAL | GEORGIA 1- ESPAÑA 2

Luis Enrique denuncia que había "sólo seis balones y varios desinflados"

El seleccionador español, sin ponerlo de excusa, se quejó también de las condiciones del césped: "El balón botaba como un conejo".

0

A Luis Enrique no le gustaba nada lo que estaba viendo dentro del campo. Ni fuera. Corría el minuto 23 y el balón salió de banda hacia la pista de atletismo. Los recogepelotas brillaban por su ausencia. Y el seleccionador abandonó su área técnica para ir corriendo a recoger un balón que estaba en el banquillo del cuarto árbitro. Con sus 'Jordan' amarillas, lo sacó de abajo del asiento con el pie y lo lanzó rápidamente al campo. Antes de irse a su sitio habló algo con el cuarto árbitro. Seguramente le reprochó lo que luego denunció en rueda de prensa.

Dejando claro que no lo ponía como excusa, Luis Enrique empezó diciendo que "el balón botaba como un conejo" y que esas malas condiciones del césped, unida a la falta de atrevimiento de sus jugadores, según sus propias palabras, dificultaron llegar con peligro al área de Georgia.

Y Luis Enrique insistió en otra respuesta y fue más allá: "Algunos balones estaban desinflados y había seis para todo el partido, así cuando el balón salía fuera, se perdía mucho tiempo". El seleccionador hizo esta denuncia en buen tono y no sonó a lloro su reclamación. No se refirió a la ausencia de recogepelotas, pero en un estadio con cancha de atletismo, se hicieron notar más porque nadie había para devolver el balón y no había balones preparados en la zona de Georgia para reanudar el juego.

El seleccionador sabe que los rivales tienen sus armas, pero las condiciones del terreno del juego y que haya balones suficientes y en condiciones es vital para que se dispute un partido. Hacer lo contrario va contra las reglas del juego y contra el fair play.