PORTUGAL

"Comíamos arroz pasado, tenía hasta larvas muertas..."

Lucas Veríssimo, del Benfica, cuenta sus duros inicios en una academía en Brasil. Su sueño era llegar a Santos y triunfó con más de 100 partidos allí.

"Comíamos arroz pasado, tenía hasta larvas muertas..."
MIGUEL RIOPA AFP

El sueño de Lucas Veríssimo era llegar a jugar en Santos. De familia torcedora del Peixe, cuando era joven era su único objetivo. Llegó, triunfó y ahora se intenta hacer un hueco en el fútbol europeo en el Benfica. Aunque ahora es titular fijo en un histórico europeo, el camino hasta allí no fue nada fácil.

Su primera oportunidad llegó en la Escuela José Bonifácio, donde llegó como un adolescente y la vida no era nada fácil. "Teníamos una dieta muy mala. Comíamos arroz viejo, tenía hasta larvas muertas. Era arroz todos los días y los frijoles sabían raros. Mira como sería que si busco una foto de esa época estaba muy delgado. No les dije a mis padres lo que pasaba allí porque me harían regresar a casa. Me callé y me aferré a mi sueño. Sabía que llegaría a Santos", aseguró en una entrevista con Globoesporte.

Lucas veía como su familia se sacrificaba, con su madre asumiendo dos trabajos, para que él tratara de llegar a cumplir su sueño. Al año y medio de estar en esa escuela, decidió abandonar y regresar a casa. A los cinco días, según él mismo explica, su vida cambió. "Me llamó alguien que me había visto en la escuela y me dijo: "Se la razón por la que te fuiste de allí, pero sabemos cual es tu calidad y te queremos a prueba en el Linense", recuerda Veríssimo.

El central empezó a crecer en el equipo hasta recibir la llamada de Santos, tal y como él conto que predijo su padrino Reinaldo cuando le compró la equipación entera siendo apenas un crío. En Santos subió rápido y sumó más de cien encuentros y el Benfica se interesó por él este enero para reforzar su defensa.

Los de Lisboa pagaron 6,5 millones por el central a Santos. Desde que llegó ya se ha asentado y ha jugado todo desde marzo en Liga, con gol al Belenenses incluido. No sabe lo que es encajar en la competición doméstica aunque si sufrió la eliminación a manos del Arsenal en la Europa League. Veríssimo disfruta de la titularidad y del largo camino en busca de una plaza en el fútbol del Viejo Continente.