INGLATERRA | OBI MIKEL

"Hazard es el peor entrenando de todos con los que he jugado"

John Obi Mikel reconoce en 'The Athletic' que la estrella del Madrid "lo tenía todo", pero "en los entrenamientos era como si no estuviera".

John Obi Mikel es un veterano centrocampista de 33 años del Stoke City en Championship. Sin embargo, en su día fue uno de los futbolistas más prometedores del planeta, hecho que hizo al Chelsea posar sus ojos en él. Allí compartió equipo con Eden Hazard, ahora inmerso en una lucha eterna contra los contratiempos desde que fichase por el Real Madrid. En Londres era el macho alfa. Al menos durante los partidos...

Y es que el futbolista nigeriano ha reconocido en alguna ocasión que el belga tenía dos caras. Una dedicada a maravillar cuando apuntaban los focos y otra muy diferente cuando se apagaban. "Cuando estábamos entrenando, él nos esperaba parado hasta que acabáramos. Es el jugador más vago, pero luego los domingos siempre era el mejor del partido. Era increíble", explicó a BeIn Sports en 2019.

John Obi Mikel, en un partido con el Chelsea en 2016.

Pues bien, en una entrevista concedida a The Athletic, en la que aportó su visión acerca de las polémicas semifinales de Champions entre Barcelona y Chelsea en 2019 y reconoció que Mark Clattengurg profirió insultos racistas contra su persona, también ha tenido unas palabras para su excompañero. De nuevo se mostró impresionado por sus condiciones y le coloca a una altura similar a Messi y Cristiano Ronaldo, pero su desempeño en los entrenamientos vuelve al escenario.

"Puedo estar cerca de Cristiano e incluso ser mejor"

"Siempre he dicho que Hazard es uno de los jugadores más dotados, lo tenía todo: velocidad, potencia, habilidad, técnica... Estaba justo detrás de Messi y Cristiano Ronaldo. Pero solo si él quería. Se decía a veces, 'si quiero ser tan bueno, puedo serlo. No tan bueno como Messi porque él es de otro planeta, pero creo que puedo estar cerca de Cristiano e incluso mejor'. Esas fueron las palabras que salieron de su boca, pero él no es tan dedicado. No entrena bien, es el peor jugador entrenando con el que he jugado", explicó.

"¿Que por qué es tan malo? Dios mío. Eden, Eden, Eden... ahhhh. Porque era tan bueno que nadie decía nada. Llegaba el sábado y ganaba el partido para nosotros, era el hombre del partido. Pero el lunes y el martes, estaba en el entrenamiento y era como si no estuviera. Parado, deambulando. Todo el mundo luchando, gritando en los partidillos y él no hacía nada de eso. Pero le veías en el terreno de juego, lo bueno que era... ¡No es justo que algunas personas tengan tanto talento!", finalizaba un Obi Mikel con dos opiniones claramente enfrentadas acerca de crack de La Louvière.