DEPORTIVO

Lucho García: “Ojalá no tenga que hacer como Bono y ganemos bien al Zamora”

El meta colombiano acaba de cumplir 23 años, lleva 4 partidos de titular, un solo gol encajado y tiene una convicción: “Dejar huella en el Deportivo”.

0
Lucho García, posando para AS en Abegondo.
Jesús Sancho DIARIO AS

¿Se está haciendo largo este parón de 15 días?

Va todo muy bien. El grupo está trabajando muy bien y las sensaciones son muy buenas. Veo al equipo muy metido para ir con todo el domingo.

Después de dos victorias seguidas, supongo que lo querrían era jugar ya…

Hay que adaptarse. Independientemente de parar o no estamos concentrados y muy centrados en el partido del domingo.

Dos victorias que han lanzado al equipo y multiplicado unas opciones con las que casi nadie contaba ya.

Cuando los resultados son positivos todo cambia para mejor. Ganar esos dos partidos seguidos, unidos al del Guijuelo, nos ha servido para afianzar un trabajo que no se veía afianzado por los resultados. Ahora se están dando. Creo que el equipo hizo un partido excelente en Vigo y estamos motivamos para la final de este domingo.

¿Cree que el equipo se ha liberado de esa presión que tanto ha pesado desde el principio de temporada?

No sé si llamarlo liberación. Siempre va a haber presión, porque contra el Pontevedra nos jugábamos meternos en esa zona peligrosa, contra el Celta también había y este domingo contra el Zamora también la habrá. Hay que salir con ella e ir a por todo.

¿El secreto entonces es enfocar bien esa presión?

Claro, hay que enfocarla hacia la motivación siempre.

¿Nota al equipo más alegre?

Llevo varias semanas en las que me siento y veo una sensación diferente. En intensidad, en las caras de los compañeros, la concentración… Creo que el míster ha conseguido que estemos todos metidos, los que jugamos y los que no, en estar todos juntos a por un objetivo. Eso no es fácil y creo que estamos eso.

Al míster le costó. La primera victoria no llegó hasta su quinto partido…

Creo que el míster llegó muy ilusionado, motivado y siempre ha trabajado lo mismo. Siempre nos ha dado masticado todo, detallado y muy claro en los entrenamientos. Si no salió antes no fue por él, fue por nosotros. Creo que ahora lo estamos haciendo bien y vamos a ir a muerte y con todo a por el partido este domingo.

“Este club me dio su confianza y yo siempre he tenido fe en él. Con independencia de que siga en Segunda B yo pienso en quedarme”

¿Cómo se vive tener al fin una victoria tranquila como la que lograron ante el Celta B?

En Vigo disfruté muchísimo. Vi un equipo con personalidad que en la primera jugada ya estaba tirando a la portería rival. Era una final, fuimos a morir y creo que vio reflejado en el resultado. No es liberarnos, pero el equipo jugó con un plus de confianza y ese atrevimiento que no tuvimos en otros partidos.

También le llegó la rivalidad que existe con el Celta…

Sí, claro. Cuando viene aquí ya sabía la rivalidad que había con el Celta. De hecho hice unas declaraciones antes del partido que dije que “había que reventarlos”. Cuando llegué a Barreiro muchos aficionados, obviamente, hicieron comentarios defendiendo a su club; es entendible. No hay que darle importancia. Dije que había que reventarlos con independencia de que fuese el Celta, el Zamora o el que sea, había que salir así.

Supongo que estará muy satisfecho en lo particular. Cuatro partidos de titular, tres victorias, un solo gol encajado…

Estoy muy feliz por la oportunidad, agradecido con Dios y el míster por darme esta oportunidad. Estoy como en el sueño de un niño pequeño al que ahora se le están dando las cosas. Estoy más que feliz, ilusionado y muy motivado.

Usted fue un caso extraño al debutaren liga justo días después de fracturarse la nariz. ¿Cómo va?

Sí, fue un poco surrealista. No jugaba con la nariz bien y justo me la rompo y días después juego. El cuerpo médico y el míster me dijeron que podía jugar y fue una felicidad poder ayudar al equipo. Sobre todo porque se logró la victoria ante el Guijuelo. Con el paso de los partidos me voy sintiendo con mucha más confianza. Creo que estoy en un buen momento.

¿De quién se acordó cuando le anunciaron que iba ser titular?

De mucha gente. En los momentos difíciles es cuando realmente ves a los amigos y las personas que te apoyan. Me acordé de mis padres, mi pareja, mis amigos… de todas las personas que cuando estaba triste me dieron una voz de aliento y me recordaban la persona y el portero que soy.

Solo un gol encajado un gol en cuatro partidos, estará satisfecho…

Estoy contento y muy ilusionado. Se ve todo el trabajo que he hecho. Pasé momentos difíciles y ver estos resultados es gratificante. No es para relajarme, es para seguir trabajando. Para trabajar el triple y seguir ayudando al equipo. Pero esto no es solo mí, es de todos. No es porque Lucho esté jugando. Es porque la defensa está bien, concentrados, nos crean poco… Con el equipo así recibiré pocos goles.

Con el equipo en caída y sin jugar, ¿se llegó a plantear qué he hecho viniendo al Deportivo?

No diría plantearme por qué fiché…. Fue un momento difícil, una situación complicada, pero eso es lo que te hace crecer. A mí me ha hecho crecer mucho. Tener paciencia, trabajar más aunque no se den las cosas… Creo que soy la prueba vida de que cuando haces las cosas bien, cuando trabajas, tienes ilusión y fe, Dios y la vida te ponen en tu sitio.

¿Qué cambios nota respecto a su etapa en el Sevilla B?

Estar en un filial es muy distinto a esto. Hay gente más experimentada, compañeros de más edad… Para mí ha sido muy positivo. En el Sevilla tuve la suerte de compartir vestuario con el primer equipo al ser tercer portero. Todo lo que aprendo lo intento incorporar para mejorar.

Usted ya había hecho buenos partidos en la Copa del rey, pero no llegaba la oportunidad en liga…

Sí, en la Copa me sentí muy bien. Fernando Vázquez me dio la oportunidad y me dijo que iba a ser el portero de la Copa. Creo que hicimos una buena actuación. Contra el Alavés jugamos un gran partido. Las sensaciones fueron buenas.

Esta semana toca liga con la obligación de ganar y la calculadora puesta.

Sabemos que lo primordial es ganar nosotros. Tenemos que prepararnos bien y pensar Zamora, Zamora y Zamora. Si nosotros no ganamos, el resto no sirve para nada. Tenemos que hacer nuestros deberes y luego ya miraremos.

¿Qué Zamora espera?

Creo que ellos van a salir a muerte, o así me lo tomo yo. Es la mejor forma de pensar para no relajarte y que te vengan pensamientos que pueden ser erróneos.

¿Dónde estará la clave de este partido?

Hay que tener respeto, por algo está ahí. Han hecho un buen trabajo durante la temporada y por eso son líderes. Hay que estar concentrados y hacer lo que venimos trabajando toda la semana. Hay que salir motivados y demostrar desde el principio que vamos a por ellos, que no hay miedo.

¿Tiene fe en que acabar la jornada entre los tres primeros?

Sí, muchísima. Estoy convencido de que las cosas se van a dar, que las palabras se convertirán en realidad.

¿Es de los que estará pendiente de los otros campos?

Lo primero somos nosotros, nuestros deberes, morir en ello. Luego, cuando acabe, ya miraremos el resto. Nosotros dependemos de lo que haga el Deportivo y luego, si Dios quiere, y pasamos a la siguiente ronda, pues bienvenido sea.

“Ante el Zamora hay que salir concentrados, motivados y demostrar desde el principio que vamos a por ellos, que no hay miedo”

Hay quien ya hace el cuento de la lechera y ve un Depor lanzado y reforzado si logra terminar entre los primeros…

Ahora mismo lo que tenemos que pensar es en el Zamora. Es bonito que la gente piense eso, pero como dije, primero Zamora, luego Zamora y después, Zamora. Luego ya miraremos lo que haya que mirar.

Haga un poco de autocrítica. ¿Qué debe mejorar?

Creo que en todo. Acabo de cumplir el pasado fin de semana 23 años y soy muy joven. Debo mejorar absolutamente en todo. Cada día intento ser mejor portero y mejor persona para crecer.

¿Qué porteros son sus referentes?

Me fijo en muchos. Peter Cech fue siempre una referencia para mí, Buffon, Iker Casillas… Siempre me intento fijar en sus tomas de decisiones, lo que hacen o sus aspectos positivos para luego aplicármelas en mí.

Ahora a los porteros les toca jugar mucho con los pies…

Sí, con el paso de los años el portero se ha visto mucho más implicado en el juego, en el inicio con balón. El míster es prueba de ello, nos da mucho protagonismo en eso. Quiere que participemos y que el balón, en lo posible, salga desde atrás. Nos da confianza y herramientas para hacerlo y crear espacios.

Y hasta marcan goles, como hizo Bono este fin de semana, excompañero suyo. ¿No hará falta ante el Zamora?

Sí, este fin de semana se dio el gol de Bono, con el que estuve en el Sevilla. Y también uno del Betis B también en el último minuto. Ojalá no tenga que hacer como Bono y ganemos bien al Zamora. Pero si algún día toca, hay que estar preparados para todo.

¿Cómo se plantea su futuro personal?

Mi cabeza desde pisé A Coruña es dejar huella aquí. Demostrar que todo mi trabajo puede ayudar al equipo para que suba adonde debe estar.

Dejar huella lleva tiempo. ¿Eso quiere decir que solo piensa en seguir en el Depor con independencia de lo que suceda?

Este club me dio su confianza y yo siempre he tenido fe en él. Sé que este es un proyecto grande, un club grande con una afición muy grande. Sé que la ambición es volver a Primera, donde estuvo tantos años e hizo historia. Con independencia de que el Depor se quede en Segunda B yo voy a seguir pensando en quedarme y ayudar.

Si al final sale todo bien esta temporada, ¿cómo lo celebrará?

Primero con mi mamá, que ha estado siempre ahí. En los momentos difíciles, en lo bueno, en lo malo…. Primero un beso a ella y luego, los compañeros y la afición, que se lo merece mucho. Lo han pasado muy mal. Y también con el míster, que lo pasó mal al principio y ahora llegan los buenos resultados. La gente de A Coruña se merece que le pasen cosas buenas.