HÉRCULES 0 - ATLÉTICO LEVANTE 1

Este Hércules es una ruina

El conjunto alicantino se despide del ascenso y de entrar de forma directa en la Liga Pro tras caer ante el Atlético Levante.

0
Este Hércules es una ruina
FITO GONZALEZ DIARIO AS

El enésimo fracaso del Hércules en el pozo ya es una realidad. El conjunto blanquiazul, tras su derrota ante el Atlético Levante y los triunfos de Alcoyano y Villarreal B, se despidió de forma matemática del ascenso a Segunda y de la opción de jugar en la Liga Pro por la vía rápida. El proyecto de Del Pozo toca fondo cuando todavía la temporada no ha terminado. El fracaso, en un bloque armado a base de talonario y bajo la tutela exclusiva de Carmelo, es mayúsculo. El Hércules tiene que conformarse ahora con pelear por la repesca para jugar, como máximo, en la nueva categoría. En definitiva, toca luchar por una permanencia. Y lo peor de todo es que todavía no ha abierto el paracaídas y la crisis, tras una victoria en ocho partidos, es total. Ni Cubillo, ni Esteve ni Manolo Díaz. El Hércules de Del Pozo es una ruina.

Al Atlético Levante le bastó con hacer un partido serio en defensa para cazar una de las pocas oportunidades que tuvo y llevarse un botín de oro. El filial granota, a pesar de estar tocado, cree de nuevo en la permanencia. Se lo jugará todo en la última jornada ante el Orihuela, pero llega con la moral por las nubes. El Hércules, de forma incomprensible, aterrizará en La Nucía con la única aspiración de sumar un triunfo que le permita entrar con un buen coeficiente de puntos en la segunda fase. Un drama.

El Hércules, con un once repleto de circunstancias por las bajas y los tocados, empezó mejor. Armando convirtió a Pablo en el héroe del duelo tras hacer dos buenas intervenciones. Fue Cantero el que cazó una contra para plantarse solo ante Falcón y marcar el 0-1. El Hércules lo intentó de mil formas, pero siempre apareció Pablo. En la segunda parte, Álex estrelló una falta en el larguero y el colegiado le anuló un gol a Manu. El empate habría sido maquillaje para prolongar la agonía.