LEGANÉS

Un año del positivo de Martín Ortega que blindó al Leganés

El 13 de marzo, el Leganés informó del positivo de su director general, lo que obligó al club a tomar medidas que adelantaban las que el Gobierno dictó en el Estado de Alarma.

Un año del positivo de Martín Ortega que blindó al Leganés
DIARIO AS DIARIO AS

Leganés ejerce (para su desgracia) como zona cero de la pandemia. Es el municipio español en el que mayor incidencia ha tenido el COVID-19. Una pesadilla que se hizo especialmente virulenta durante la primera ola, la que congeló el país en el confinamiento. El Gobierno decretó el estado de alarma el 14 de marzo de 2020, pero un día antes, el 13, el Leganés impuso sus propias medidas restrictivas sin saber aún lo que Moncloa decretaría horas más tarde para todo el país.

Porque tal día como hoy, de hace justo un año, el club comunicaba que Martín Ortega, su director general, era positivo. El asunto era relevante toda vez que Ortega había estado en contacto con todo el plantel sólo unos días antes, cuando el club se reunió con los futbolistas para comunicarles el panorama que se les venía encima y las primeras medidas que tomarían desde Butarque.

Reclusión bajo amenaza de multa

Ante el riesgo de contagio cruzado, la consecuencia fue la asunción de estrictas medidas que anticipaban las que luego seguiría toda España. Primero, se obligó a los futbolistas a recluirse en sus domicilios y hacerlo, además, en Madrid. Si alguno tenía la tentación de marcharse fuera, a sus regiones de origen, sería castigado.

Porque ese 13 de marzo ya se sabía que LaLiga se suspendería durante, al menos, dos semanas. Luego el asunto se extendió y acabó en un parón ampliado hasta junio. Pero cuando el Leganés dictó este elenco de medidas, algunos podían intuir que el parón era sólo momentáneo. Un par de semanas de vacaciones, no una pesadilla de tres meses.

Solo tres positivos oficiales

El Leganés fue uno de esos clubes que inicialmente proyectó continuar con los entrenamientos, aunque el campeonato se parase. Lo haría de manera grupal y en la ID Butarque. La decisión se anunció el miércoles, pero el viernes fue cuando se produjo el positivo de Martín Ortega, uno de los tres que, oficialmente, ha golpeado al Leganés y su plantilla durante este periodo.

Entre los jugadores, sólo Juan Muñoz y Rubén Pérez lo han pasado en tiempo de competición y ambos lo hicieron esta temporada. El curso pasado el Leganés no notificó ningún positivo desde la reanudación de los entrenamientos hasta el final del campeonato, aunque tampoco se ha hecho oficial si algún futbolista lo pasó (aunque fuera de manera asintomática) en los meses de confinamiento.

Otros miembros del club entre directivos o personal de oficina sí que lo han pasado, pero sin que se haya sabido o publicado. Y todo empezó con Martín Ortega, paciente cero en el Leganés y positivo durante 38 días. El primero de ellos fue el que anticipó la alerta en Butarque, ése del hoy se cumple justo un año.