ENTREVISTA A CALLERI

"Tras ir de un club a otro, estoy en un sitio que me hace feliz"

Calleri se siente importante en Osasuna y quiere estabilizar al fin su carrera. "Ojalá nos podamos quedar en Primera y seguir aquí el año que viene", confiesa a AS.

"Tras ir de un club a otro, estoy en un sitio que me hace feliz"
MIKEL SAIZ

La grave lesión de su compatriota Chimy Ávila, aceleró la llegada de Calleri. El argentino llegó cedido por el Deportivo Maldonado, tras jugar la pasada campaña en el Espanyol. Jonathan Calleri, curiosamente, conoció El Sadar como visitante en el último partido con público, antes de que la pandemia provocada por el COVID lo paralizara todo. Esta feliz en el conjunto rojillo, donde asegura haber encontrado su sitio y tiene claro que le encantaría quedarse por mucho tiempo.

¿Cómo se encuentra en Osasuna?

Estoy muy contento. Encontré un grupo excelente, en el que la idea de juego es conveniente a mi estilo. El estar en un equipo en el que me siento reflejado me hace ser feliz en Pamplona. La verdad es que no pensaba estar así en este momento. Después de estar año tras año de un club a otro, he llegado a un lugar en el que me hace feliz y se adapta a mis condiciones. Ojalá nos podamos quedar en Primera y seguir aquí el año que viene.

Tener en el equipo a dos compatriotas como Chimy y Roncaglia, ¿le ha ayudado a adaptarse más fácil?

Sí. Tener dos argentinos en el equipo, a los que ya conocía de haber jugado en contra me ha ayudado. Pero la verdad es que me han acogido muy bien todos, tanto los argentinos como los españoles y los navarros me recibieron de la mejor forma. La unión del grupo es lo más importante para este equipo.

Desde el principio ha contado con la confianza de Arrasate…

Llegué tarde, a falta de un entrenamiento para medirnos al Getafe en la segunda jornada. En quince días pude estar disponible. Frente al Eibar me lesioné la rodilla. Sufrí mucho porque no sabía qué tenía, y la verdad es que la imagen era bastante fea. Me pude recuperar y cuando volví después de dos meses necesitaba agarrar un poco de ritmo. Cada vez me fui encontrando mejor, y aunque no se dieron los resultados, en general el equipo estuvo bien. Esos empates que no pudimos lograr que fueran victorias nos dieron puntos que ahora nos están salvando del descenso.

¿Cómo ve al equipo de cara al tramo final de temporada?

Ahora entrando la pelota, lo que hace diez fechas no pasaba. Más allá de perder el otro día con el Barça, cuyos jugadores son de otra categoría, creo que estuvimos bien. Tuvimos alguna opción y nos pudimos poner arriba en el marcador. Si hubiera sido así tal vez hubiéramos sumado algún punto. Todo el mundo vio que el equipo quería rascar algo, que estaba con ganas, pero la genialidad de Messi hizo que el partido se pusiera en contra y ya no pudimos darle la vuelta. Las ganas que tenemos se ven y se están dando los resultados que no se daban hace dos meses. En este final de temporada esperamos apretar y terminar lo más alto posible para no estar sufriendo en los últimos partidos.

Ahora afrontan dos partidos muy importantes, ante Valladolid y Huesca, equipos de su Liga, que pueden marcar el devenir del equipo.

Sí. Creo que estos dos partidos y el del Getafe van a ser los que marquen lo que pueden ser las últimas ocho o nueve fechas. Si salimos vivos de estos tres partidos y sumamos seis o siete puntos de nueve, la salvación puede estar ahí. El míster nos está apretando y esperamos dar todo para dejar a Osasuna en Primera.

Lleva cinco goles con la camiseta rojilla, ¿es de marcarse cifras?

No. Uno siempre intenta ayudar al equipo y si es con goles, mucho mejor. El equipo es muy trabajador y creo que todo el mundo lo ve cada fin de semana. Los que jugamos arriba intentamos llegar un poco más, pero no me marco una cifra. El objetivo principal es dejar al equipo en Primera.

¿Hemos visto ya su mejor versión?

Siempre se puede mejorar y creo que tengo un montón de cosas por mejorar. Esto va por momentos y hay que aprovechar los buenos. Ojalá pueda seguir marcando más goles y ayudando al equipo con trabajo y esfuerzo.

Arrasate a veces emplea un delantero nato y otras dos, ¿con qué sistema se encuentra más cómodo?

A mí me gusta jugar siempre jugar con otro delantero al lado. Al jugar con dos los defensores tienen dos parcelas a las que marcar. Uno puede arrastrar la marca y otro hacer gol o viceversa. Uno se adapta a cualquier estilo. Con un punta también hemos tenido partidos muy buenos, sobre todo como visitantes, ante equipos como la Real Sociedad, el Valencia… Ante equipos que tratan de tener más la pelota, el míster intenta poner más gente en el medio. Me siento cómodo siempre jugando. Yo quiero jugar y donde me toque doy lo mejor de mí.

Ya había jugado en El Sadar como visitante.

Jugué el año pasado con el Espanyol. Fue el último partido antes del confinamiento. Pude conocer El Sadar con gente. Ahora con la camiseta de Osasuna y con el estadio nuevo, todo el mundo quiere que nuestro campo empiece a rugir. Ha habido partidos en los que en los minutos finales nos acabaron empatando y con público apretando eso cambia porque uno saca fuerzas de donde no las tiene porque oyes a la gente gritando y alentando. Ojalá pronto puedan volver porque son importantes para nosotros.

Es una pena no haber podido ver El Sadar lleno todavía…

Es una pena para todos, pero primero está la salud y lo que estamos pasando es por una buena causa. Ojalá pase pronto todo esto y podamos ver el campo lleno. Está muy lindo. Lo han dejado como cualquier estadio de primer nivel y no tiene nada que envidiar al de equipos como el Betis o el Sevilla. Por fuera también es espectacular. Creo que está temporada no vamos a poder ver El Sadar lleno, pero espero que podamos seguir en Primera y quedarme aquí para vivir qué es vestir esta camiseta y jugar en el estadio con gente.

Dice que le gustaría quedarse, ¿lo ha hablado con el club?

Todavía no. Quedarse en Primera es lo que marcará un poco todo. Los que tienen que decidir son la gente de Osasuna como Braulio, el míster y el presidente. Yo lo voy a dar todo para intentar quedarnos en Primera, que es lo que me marcará mi destino. Espero poder quedarme porque llevo muchos años de equipo en equipo y ahora he encontrado uno que se adapta a mis características y que somos parecidos en la forma de vivir y sentir el fútbol.

¿Cómo es Calleri fuera del terreno de juego?

Soy muy tranquilo, de casa. Vivo en el centro. A veces salgo caminar por Pamplona, a tomar un café por la tarde. Sobre todo veo mucho fútbol. Ahora la Champions y a nuestros rivales fin de semana tras fin de semana. Me gusta sentarme en el sillón, mirar fútbol y tomar mate, como buen argentino. Con esto del COVID tampoco se puede hacer mucho, ni conocer lugares. Opté por vivir en el centro porque me gusta la gente. Vivo en Buenos Aires y es ver todo el día gente por la calle. Salir, tomar un café, tener todo cerca, caminar, ver gente… me gusta. Lo que he visto de Pamplona me ha sorprendido para bien.