LEGANÉS

El Leganés inicia un mes infernal

De aquí al 11 de abril los pepineros disputarán seis partidos, cuatro de ellos salidas ante Oviedo, Almería, Mallorca y Espanyol. Entre Almería y Mallorca sólo distarán tres días.

El Leganés inicia un mes infernal
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

El próximo mes apunta se transformarán en calendario infernal para un Leganés que, además, deberá afrontarlo sin el paraguas de Butarque y en el hogar de tres rivales directos como son Almería, Mallorca y Espanyol. De aquí al 11 de abril los blanquiazules disputarán seis partidos de los que ejercerá de forasteros en cuatro y apenas sólo dos en su hogar. Además, tres de estos desplazamientos serán para testarse frente a los, por ahora, dominadores del campeonato.

Apuntan estos duelos contra los gallitos de Segunda a choques vitales en las aspiraciones del retorno de Garitano ya no sólo por el quién, sino por el cómo. Dos de estos partidos los tendrá que afrontar en apenas tres días. El fin de semana del 28 de marzo deberá devolver visita al Almería (2-1 en el partido de la primera vuelta) y tres días más tarde deberá hacerlo ante el Mallorca (0-1 en Butarque).

Antes de jugar frente a indálicos y bermellones, el calendario pondrá también por delante del Leganés dos pruebas duras. La primera, la de este fin de semana (domingo, 20:30) frente al Oviedo en el Tartiere, un recinto que trae buenos recuerdos a los pepineros (allá consolidó su ascenso a Primera en 2016), pero que será test complejo después de que los asturianos sumen en su hogar dos triunfos consecutivos frente a Lugo y Zaragoza.

Después, el Leganés deberá recibir en su estadio al Fuenlabrada, en uno de los dos únicos partidos que tendrá en su hogar en este mes. El otro será contra el Sabadell. Cabe recordar que Butarque se ha convertido en refugio de este equipo que, por ahora, es el mejor local del campeonato, con 37 puntos. Al sur de la capital sólo han rascado puntos Girona y Mallorca (triunfo) y Castellón (empate).

Son las salidas el punto débil de este Leganés que cerrará este via crucis en Cornellá para jugar ante el Espanyol, otro de los gallitos de Segunda. El estadio perico trae buenos recuerdos recientes a los pepineros, que ya la pasada temporada vencieron 0-1 en un choque de conjuntos destronados. Aquella victoria con gol de Silva insufló esperanza al equipo de Aguirre y lo permitió seguir batallando por la permanencia, finalmente sin éxito, hasta la última jornada.