SEGUNDA DIVISIÓN B

Así está el Grupo I de Segunda B: posibilidades de ascenso

El Burgos y la Cultural Leonesa ya son matemáticamente equipos de la Pro. El Unionistas lo tiene casi hecho. El Deportivo busca un milagro.

Así está el Grupo I de Segunda B: posibilidades de ascenso
Burgos CF

El Grupo I de Segunda División B es quizás el más encarrilado, dentro de la tremenda igualdad que acecha en la categoría de bronce del fútbol español. Hay ya dos garantías de ascenso a falta de dos jornadas por disputar. Por tanto, las otras cuatro aún están pendientes de decidir. No obstante, si el curso de los acontecimientos sigue tal y como está previsto, lo normal es que no haya demasiados cambios con respecto a la clasificación actual. La tercera plaza del Subgrupo B sí parece acabar en final de infarto... Dos fines de semana, aun así, cargados de emoción. Así están las cuentas matemáticas en la recta final:

Subgrupo A

Unionistas, pese a todas las turbulencias vividas sobre el césped en la última semana, está a un paso de lograr lo que parecía imposible: ascender a Segunda B Pro. El objetivo inicial del club de fútbol popular era jugar la fase intermedia y luchar por meterse en la nueva categoría. Sin embargo, los resultados acompañaron desde el principio y poco a poco fueron creyendo en que era posible. Ahora, es prácticamente un hecho. Con 29 puntos, superan en seis al Compostela, Racing de Ferrol o Deportivo de la Coruña. Le valdría con sacar un punto en el tiempo restante, aunque también podría clasificar si el resto de resultados acompañan. Qué mejor manera de hacerlo que en el derbi salmantino ante el Salamanca del próximo fin de semana.

Al igual que Unionistas, el Zamora lo tiene a tiro. Con los mismos puntos y la misma situación, solo una debacle le aleja de la élite. El Celta B tiene cuatro de ventaja para con los perseguidores y tiene una posición favorable. Aun así, que el Racing de Ferrol tenga un partido menos dificulta las cosas. Los ferrolanos, junto a Compostela y Depor, están empatados a 23 puntos. Todavía buscan un milagro al que aferrarse. En especial los locales de Riazor, que no entendían la temporada de otra forma que no fuera ascender a Segunda División. Ahora, incluso pueden quedarse fuera de la Pro, un descalabro para el proyecto. La próxima jornada, ante el Celta B, se jugarán el todo por el todo frente a un rival directo. El margen de error ya es inexistente.

Al menos, eso sí, los de Coruña salvaron los muebles frente al Pontevedra en su feudo. Otra de las decepciones del grupo, precisamente. Más tras el fichaje de Charles, que venía de Primera División. Puede salvarse de la quema, pero necesita un pleno y depender de otros resultados. Como el Coruxo, que, al menos, goza del privilegio de tener un partido menos. El Guijuelo ya está matemáticamente en zona de descenso y el Salamanca también. Mención especial para los charros, que han vivido un vaivén estructural a lo largo de la campaña, pese a que se partía con la clara intención de jugar en la Pro.

Subgrupo B

El Burgos ya es oficialmente equipo de Segunda B Pro. No ha sido una temporada fácil, ya que estuvo sobre la mesa el rumor de problemas económicos en el club. El presidente Franco Caselli lo desmintió y, desde luego, a nivel deportivo no ha afectado. Michu, en la dirección deportiva, realizó una fantástica gestión en verano y atrajo nombres de la talla de Saúl Berjón. Curiosamente, su hermano Hernán Pérez es entrenador de Unionistas, líder del otro subgrupo. Todo queda en casa. Los burgaleses lideran la clasificación con 33 puntos, una gran cifra que les pondrá ya en favorable posición para alcanzar el Playoff de ascenso. Por ahora, tienen la fase de ascenso garantizada. Franco Caselli manda en la entidad a sus 25 años, algo totalmente anómalo en el fútbol profesional en cualquier país del mundo. Su dirección también ha contribuido a este éxito, pero hace tiempo ya avisó que la meta es estar en LaLiga SmartBank.

La Cultural Leonesa, que anhelaba esta remodelación de la categoría, no iba a quedarse atrás. Le costó algo más, pero también es matemáticamente equipo de Pro. La última plaza se la jugará el filial del Valladolid, donde juega por ejemplo el hijo de Zalazar; el Numancia, el Langreo, el Marino de Luanco, el Oviedo B y el Lealtad de Villaviciosa. Otra de las grandes paradojas de la categoría es el caso del filial ovetense. Es séptimo y si todo sigue así, se quedará en Segunda RFEF en el mejor de los casos. Sin embargo, dos buenas jornadas le llevarán... ¡hasta la tercera plaza! En cuestión de tres puntos está asegurarse la Pro y poder subir a Segunda División o optar a un doble descenso. Un completo huracán para dos fines de semana a vida o muerte. No lo serán para el Covadonga, que ya conoce que jugará plaza de descenso. Aun así, es fundamental sacar el máximo de puntos posibles.

Consulta la clasificación del Grupo I de Segunda B.